Cumbre G20: ¿Un encuentro inocuo?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

La agenda internacional en el último mes estuvo principalmente centrada en la reunión del G20 realizada en Osaka, Japón, el 28 y 29 de junio pasado. En la declaración final, el G20 no critica directamente el proteccionismo trumpista, sin embargo advierte sobre los riesgos que supone acentuar políticas proteccionistas para la economía mundial. 

La declaración de Osaka es considerada como un comunicado insustancial en relación a los grandes desafíos que el mundo enfrenta. Para la agenda internacional, más significativo que la reunión G20 en sí, es su telón de fondo marcado por tres grandes cuestiones: 1) la guerra comercial; 2) la crítica situación en el golfo pérsico, es decir, las tensiones entre Irán y los EEUU; y 3) el debate sobre el cambio climático.

1. La guerra comercial que afecta la economía mundial se desato el 6 de julio de 2018 con las alzas de aranceles impuestos por la administración de Trump a productos chinos que desde julio 2018 al 10 de mayo de 2019 alcanza los USD 450.000 millones. En este mismo periodo, China aplica aranceles por USD 170.000 millones a productos norteamericanos. La búsqueda de soluciones a esta confrontación comercial –para muchos, una guerra por la hegemonía tecnológica- parecía infructuosa hasta el desarrollo del G20. 

El encuentro de los dos líderes, Trump y Xi Jinping, en el marco del cierre del G20marca el pacto de una nueva tregua al retomar contacto los grupos negociadores de ambas naciones. Incluso en declaraciones posteriores, Trump, se vio dispuesto a suavizar el veto a la empresa de telecomunicaciones Huawei. Los mercados y las bolsas internacionales han podido contar -a lo menos, por algunos días- con certidumbres en el plano de la economía global. No obstante, Trump ha señalado vía Twitter que China deberá realizar mayores sacrificios en su apertura comercial en relación a EEUU. Cabe recordar que las alzas de los aranceles no tan solo se fijan con China, sino también con países de la Unión Europea y con Canadá. Asimismo, Trump amenazó con elevar los aranceles a los productos manufacturados e industriales provenientes de México por la supuesta política de “puertas abiertas” a la migración proveniente de Centroamérica. México se comprometió a frenar el flujo de inmigrantes, sellando un acuerdo migratorio con las autoridades norteamericanas con lo cual Trump determina la suspensión de aranceles a su vecino del sur.

2. Las tensiones entre Irán y EEUU se agudizan debido a supuestos ataques iraníes a barcos petroleros en el Golfo de Omán. Las autoridades iraníes niegan este tipo de hechos. EEUU acusa directamente a Irán. El derribo de un dron estadounidense vuelve a agitar vientos de un conflicto militar. El Acuerdo Nuclear firmado el 2015 entre Irán, Alemania, Francia, el Reino Unido, China y Rusia, aprobado por EEUU bajo el presidente Obama fue desahuciado por Trump. Su objetivo central era limitar el enriquecimiento de uraniopor parte de los iraníes y levantar las sanciones económicas que se había impuesto a Irán; mantenerlo pretendía alejar la posibilidad que Irán produzca misiles y la bomba atómica. Paralelamente a la Cumbre G20, se reunían en Viena representantes de las naciones involucradas en el Acuerdo intentando mantener a flote el compromiso y bajar las tensiones entre Irán y los EEUU.

3. Cambio climático. Diecinueve de los países miembros del G20 –todos excepto EEUU- expresaron su apoyo a la implementación del Acuerdo de París, COP21, contra el Cambio Climático (diciembre del 2015). Habrá que ver como los participantes de esta G20 fortalecen las medidas propuestas por la COP21 y como enfrentarán la próxima COP25 que se realizará en Chile. La Agenda del Cambio Climático se ha tomado el escenario internacional y convoca a grandes multitudes, especialmente a jóvenes.

Tras la G20, el presidente Trump viaja a Corea del Sur y, aparentemente vía Twitter, genera un encuentro con el líder norcoreano Kim Jong-un en la zona desmilitarizada. Trump es el primer presidente de los EEUU que cruza la línea de demarcación y junto a Kim Jong-un y avanza unos pasos en el territorio de Corea del Norte. Ambos líderes acuerdan retomar las conversaciones sobre la desnuclearización de Corea del Norte. ¿Golpe comunicacional, convencimiento de reanudar sinceramente las negociaciones, nueva forma de hacer política internacional por parte de Trump?

La agenda internacional y sus implicancias para la región. Para elprogresismo latinoamericano y chileno es importante que se pueda constreñir la llamada guerra comercial entre las grandes potencias. Para un país como Chile, las políticas proteccionistas del gobierno de Trump y el alza de aranceles a los productos de importación en los EEUU afecta negativamente a una economía tan abierta al mercado mundial como la chilena. Importante, también para el progresismo, es la consecución de la paz entre las naciones, en este caso, en el conflicto Irán-EEUU. 

Los efectos de una guerra no tan solo están focalizados entre las naciones en conflicto sino que tienen un correlato negativo para la economía mundial y la estabilidad política y social de las naciones. En lo que respecta al cambio climático y la celebración de la COP 25 en Chile, es previsible que la agenda del progresismo chileno se vea favorecida con las implicancias de este evento, puesto que prioriza las temáticas medioambientales al exponer al país en un escenario internacional. 

Close Menu