Seminario analizó la urgencia de una reforma al sistema binominal

Publicado : 05 Diciembre, 2011 en Portada, Prensa


“La supuesta estabilidad que garantiza el binominal derivó más bien en una especie de congelamiento del conjunto del sistema, que a mediano plazo podría redundar en una fuerte inestabilidad social y política del país”, sostuvo el presidente honorario de la Fundación Chile 21, Carlos Ominami, en el contexto del seminario “La política chilena ¿da el ancho?: la urgencia de cambiar el binominal”.

La actividad –organizada por las fundaciones Chile 21 y Friedrich Ebert- reunió al diputado PPD, Pepe Auth; al presidente de la FEUSAH, Camilo Ballesteros; a Marcela Ríos, PNUD y ex integrante de la Comisión Boeninger; a Cristóbal Bellolio de la Red Liberal y miembro de la iniciativa “Salvemos la Democracia”; y a Jorge Fuentealba, presidente del Sindicato Nacional Banco Estado.

Tras las palabras de los representantes de la entidades organizadoras, la directora ejecutiva de Chile 21, María de los Ángeles Fernández; y Alberto Koschutzke, de Friedrich Ebert Chile, el diputado Auth sostuvo que el sistema binominal es “una especie de camisa de fuerza conservadora”, al tiempo que indicó que la derecha chilena “aborda la democracia desde la vocación de minoría”, de ahí su poco interés en una reforma al sistema.

En tanto, Bellolio dijo que hoy se enfrenta a dos fuerzas conservadoras, tanto en la derecha como la izquierda, que se niegan a los cambios. “La pregunta es cómo hacerlos (cambios). Nadie legisla contra su estabilidad laboral”, comentó.

Luego de las palabras del presidente del Sindicato Nacional del Banco Estado, Jorge Fuentealba, quien planteó la necesidad de discutir directamente una nueva Constitución de la República, Marcela Ríos dijo que calificar al mecanismo de elección como la variable causante de los problemas a de la democracia es reduccionismo.

Sin embargo, fue enfática en señalar que hacer una reforma electoral tiene un “peso simbólico importante”. En este sentido dijo que “el binominal contribuye al debilitamiento de los partidos políticos”.

Finalmente, Camilo Ballesteros recalcó que es importante hacer cambios al binominal, pero hay falencias más allá, como por ejemplo: el funcionamiento del sistema político