TÉNGASE PRESENTE: Los estudiantes ya ganaron

Publicado : 13 Septiembre, 2011 en Voz Chile 21

Por Gabriel Gaspar, en representación de la Fundación Chile 21

El movimiento estudiantil que se prolonga por más de tres meses es el hecho más novedoso de nuestra historia reciente. Rompió una inercia, una tradición que lentamente se fue  apoderando de nuestro país en tiempos de transición, el de una sociedad desmovilizada, junto a unas elites que reclamaban monopólicamente el manejo de lo público.

La transversalidad, el entusiasmo, la naturalidad de sus líderes, la renovación de sus métodos, ha sido tal que no se advierten los logros que han alcanzado.  ¿Cuáles son esos?  No pocos, veamos.

En primer lugar han puesto en la agenda nacional el tema de la educación pública de calidad y el fin del lucro.  Han arrinconado al Gobierno y a las elites, los han forzado a asumir que la educación demanda una cirugía mayor. No sólo eso, con su movilización han abierto la puerta para que la derecha y el Gobierno asuman que es necesario realizar reformas políticas.  Algo no menor, ya tumbaron un ministro, truncando la carrera política de uno de los presidenciables de la derecha.

Por cierto, queda mucho por avanzar, sobre todo concretar en medidas reales el reconocimiento cuasi universal de los problemas de nuestra educación. Es justo reconocer que la pujanza de este movimiento ya ha logrado con creces sus objetivos  sectoriales, y a la vez han sido el detonante de un malestar ciudadano que está provocando un realineamiento de las fuerzas políticas, el fin de un ciclo y abriendo paso a un debate sobre los grandes temas pendientes de la sociedad chilena.

Una sociedad con una juventud inquieta es una sociedad con futuro. Cuando el modelo cultural e ideológico predominante trata de imponer un individualismo consumista y posesivo, los estudiantes nos han demostrado que Chile tiene muchas reservas de solidaridad y preocupación por el futuro. Que bien, como decía Violeta, me gustan los estudiantes.