TÉNGASE PRESENTE

Publicado : 16 Marzo, 2011 en Portada, Téngase Presente

Acusación constitucional: la Concertación se fabrica su autoderrota

Por Carlos Ominami
 
Hace ya algunas semanas  que algunos dirigentes de la Concertación anunciaron la presentación de una acusación constitucional en contra de la intendenta de la Octava Región Jacqueline van Rysselberghe.


 
No cabe duda que la intendenta actuó de mala manera, como ella mismo lo ha reconocido. Faltó a la verdad frente a los habitantes de la población Aurora de Chile, al dar prácticamente por hecho que contando “una historia”  se podrían resolver sus problemas habitacionales, utilizando recursos de la reconstrucción que a ellos, objetivamente, no les correspondían.
 
La intendenta mintió, no cabe dudas. El punto es determinar si eso es justificación jurídica suficiente como para fundamentar una acusación constitucional. Son muchos los abogados que tienen serias dudas al respecto. En ese sentido, si los presidentes de los partidos de la Concertación  reafirman lo que acaban de señalar hace pocos días en cuanto a que presentarán esta acusación constitucional a la Cámara de Diputados,  la coalición está corriendo el riesgo de auto inferirse una nueva derrota.
 
Se sabe que hay diputados de la Concertación que difícilmente votaran una acusación con escaso fundamento jurídico y es difícil pensar que a pesar de su inquina, algunos diputados de Renovación Nacional, pudieran terminar votando favorablemente una acusación constitucional contra una Intendente de la Alianza, nombrada y recientemente ratificada por el Presidente de la República.
 
En ese sentido, las declaraciones de algunos dirigentes socialistas responsabilizando de esta iniciativa más bien a algunos diputados demócrata cristianos, parecieran estar advirtiendo los riesgos de esta situación.

Una fallida acusación constitucional, de verdad, sería mala para todo.