TÉNGASE PRESENTE: La desigualdad no puede esperar

Publicado : 27 Abril, 2011 en Portada, Téngase Presente

La desigualdad no puede esperar

Por Francisco Vidal en representación de Chile 21

De acuerdo al último informe de la OCDE, el club de los países más avanzados del cual formamos parte desde el año 2009, Chile es -entre sus integrantes- el país de mayor desigualdad. Utilizando el coeficiente Gini, Chile aparece con un 0.50, mientras que el promedio de los países de la OCDE con 0,31. Hay que considerar que este indicador coloca en cero la plena igualdad y en 100 la plena desigualdad.

Este dato confirmó que el principal problema en el país es la desigualdad del ingreso, pero que tiene como agravante y contraparte, las cifras siderales de utilidades obtenidas durante el 2010 por las grandes empresas del país. 145 empresas -que conforman los 20 grupos económicos más importantes de Chile- obtuvieron utilidades por  US$ 20.450 millones.

El programa social de Piñera (post natal, jubilados, ingreso ético) alcanza al 2% de esa cifra de utilidades, o si lo quiere más fácil: el costo financiero de los proyectos sociales de la actual administración suma US$ 520 millones, el equivalente a las utilidades de la banca en Chile durante enero y febrero de este año. Esto si que no tiene nombre.

Para superar esta desigualdad no queda otra alternativa que una reforma tributaria profunda, focalizada sólo en las grandes empresas y que permita avanzar en las políticas sociales sin letra chica, más universales, y que signifique un mayor nivel de vida para los chilenos, particularmente para los más pobres.