Fundaciones Chile 21 y Friedrich Ebert despiden a Cónsul General de Bolivia

Publicado : 17 Mayo, 2011 en Noticias, Portada, Prensa

DSC_9062“Bolivia y Chile nacimos como naciones independientes hace 200 años, en una gesta común contra el colonialismo. Por cierto, somos y seguiremos siendo vecinos, y ambos países, por caminos propios, buscamos mismo objetivo: terminar con la pobreza, abrirnos al desarrollo, construir sociedades sin discriminación y orgullosas de su diversidad, en paz y democracia”, así lo afirmó en su discurso el presidente honorario de la Fundación Chile 21, Carlos Ominami, en el contexto de la ceremonia de despedida que el centro progresista y la fundación Ebert, dieron al Cónsul General de Bolivia, Walker San Miguel.

A la actividad, realizada en la sede Chile 21, asistieron entre otros, el ex candidato presidencial, Marco Enríquez-Ominami, embajadores y representantes diplomáticos y de las fuerzas armadas, ex ministros, ex parlamentarios, dirigentes políticos y académicos.

“En estos años hemos vivido momentos de encuentro, y desgraciadamente, también muchas distancias, que sinceramente esperamos superar. Para entrar a pie firme al siglo XXI, debemos cerrar las heridas del siglo XIX”, sostuvo Ominami.DSC_8975

El presidente honorario de Chile 21 sostuvo que en una relación bilateral que plantea grandes desafíos, destaca la labor de quienes se esfuerzan por romper los prejuicios, por superar la tentación del inmovilismo, en definitiva, “los que quieren construir nuevas realidades”.

“El amigo que hoy despedimos, tiene esas cualidades. Preferiríamos querido Walker no estar despidiéndote. Preferiríamos que hubieras permanecido en Chile para sacar adelante la tarea de dejar definitivamente atrás los viejos conflictos. Hubiéramos preferido tenerte acá para sacar adelante la agenda de 13 puntos convenida durante el gobierno de la Presidenta Bachelet, incluido por cierto el punto 6 que se hace cargo del lacerante problema de la mediterraneidad boliviana”, dijo Ominami.

DSC_9058Por su parte, el Cónsul General de Bolivia agradeció el gesto de los centros, y reiteró su compromiso de integración de ambos pueblos, al tiempo que enfatizó “que es esencial hablar del Perú para el proceso de resolución de los conflictos del pasado que hemos heredado. Debemos tener una fuerte dosis de voluntad política. Creo que es posible. Los sudamericanos nos estamos dando cuenta que es necesario cambiar con esa mirada equitativa de justicia del progresismo, con esas miradas frescas y nuevas que nos permitan construir esas anchas avenidas de progreso y desarrollo”, recalcó.