Chile necesita una gran estrategia

Publicado : 30 Junio, 2011 en Portada, Prensa

Por Gabriel Gaspar | Director Programa Análisis de Coyuntura – FES; Fundación Chile 21

Todo Estado requiere definir sus objetivos nacionales y, por cierto, prevenir los riesgos y amenazas que puedan poner en entredicho su logro. Se trata de una tarea de largo alcance, de metas a lograr en un periodo no necesariamente medible, y que atravesará la gestión de varios gobiernos. Requiere construir escenarios e identificar los intereses que como país debemos cautelar en un periodo histórico determinado, atendiendo al contexto global y regional.

Para alcanzar estos objetivos, el Estado dispone de su política exterior y de su política de defensa. Son los ámbitos por excelencia del accionar estatal, en los cuales interactúa con otros Estados. Pero supone también el empleo del potencial económico y, sobre todo, de la necesaria cohesión nacional tras estos objetivos. La «Gran estrategia» es la herramienta para orientar este esfuerzo. Su elaboración corresponde a la más alta autoridad del Estado. Es la forma de poder impulsar un esfuerzo que por excelencia es interagencial. Dadas sus características, es una elaboración propia del nivel político.

Los chilenos no tenemos un instrumento de estas características. Pero lo necesitamos. Tenemos terreno abonado: entre otros documentos, a la fecha hemos desarrollado tres discusiones amplias que han dado origen a respectivas versiones del Libro de la Defensa, que definen elementos básicos de nuestra estrategia nacional, obviamente desde el ámbito de la Defensa.

Hoy en día está en curso la elaboración de una Estrategia Nacional de Seguridad y Defensa, como iniciativa del Ministerio de Defensa. Se trata de un esfuerzo que en gran medida se identifica con la definición de una Gran Estrategia. Mas allá de los desafíos que implica el tema de los niveles, es una iniciativa que aporta y contribuye a crear pensamiento estratégico. Su misión ha sido asignada a la subsecretaría de Defensa. Es un esfuerzo nacional de primera importancia, que requiere de un apoyo de las mismas características.

Por cierto, debemos advertir que este esfuerzo no se desarrolla en el vacío. Se gesta a la par que se está instaurando la nueva estructura de Defensa, y en un contexto vecinal de creciente tensión provocada por la demanda presentada por el Perú ante el Tribunal de La Haya.

Publicado en "blogs | La Segunda : ThinkTank" el 29 de Junio de 2011