250 ORGANIZACIONES SE PRONUNCIAN EN CONTRA DE LA DESAPARICIÓN DEL SERNAM

Publicado : 04 Enero, 2011 en Igualdad de género, Portada, Prensa

Este 3 de Enero se cumplen 20 años de la creación del SERNAM. Leyes como el matrimonio civil con divorcio vincular, la filiación, la violencia intrafamiliar, la regulación de la fertilidad, la reforma previsional, el reconocimiento de la igualdad remuneracional entre hombres y mujeres, fueron impulsadas bajo su alero. Hoy su institucionalidad peligra.

Así lo hicieron ver más de 250 organizaciones de mujeres, dirigentes sociales, sindicales, políticos y académicos, entre las que destacan el Observatorio de Género y Equidad, Corporación Humanas, Fundación Chile 21, Instituto de la Mujer, entre otras, así como también las ex ministras Soledad Barría, Carmen Andrade, Clarisa Hardy, Laura Albornoz, Adriana Delpiano, Claudia Serrano, Ana Lya Uriarte y profesionales tales como Manuel Antonio Garretón, el cientista político Alfredo Joignant, Malucha Solari, actriz, Francisco Huneeus psiquiatra, Lotty Rosenfeld, artista visual, Vicente Espinoza, académico, entre otros.

También participan de esta defensa Raúl De la Puente, Presidente de ANEF Asociación Nacional de Empleados/as Fiscales, Cristián Cuevas de la CUT y Ana Bell, Vicepresidenta Nacional de la Mujer de ANEF, entre otros-as. Los-as parlamentarios-as que adhirieron esta declaración son el presidente del PS,diputado Osvaldo Andrade, además de las parlamentarias-os María Antonieta Saa, Marcelo Díaz, Cristina Girardi, Adriana Muñoz, Denise Pascal y Alejandra Sepúlveda, presidenta de la Cámara de Diputados
Denuncian que los cambios que se están produciendo al interior de SERNAM podrían llevar a su desmantelamiento institucional, con despidos que llegan ya al 30% del personal.
Reconocen que con 20 años de existencia, el SERNAM ha jugado un rol fundamental para poner los temas de la igualdad de género en la agenda pública y sensibilizar a amplios sectores de la sociedad sobre la discriminación que experimentan las mujeres en muchos campos. ¿Qué pasará si desaparece?

LO QUE SE ESTÁ DESMANTELANDO
El desmantelamiento institucional de SERNAM representa un retroceso que se viene manifestando en distintas iniciativas gubernamentales. Entre ellas destaca la puesta en duda de la continuidad de los programas para jefas de hogar, porque no corresponden a “los modelos de familias bien constituidas”, contradiciendo de este modo los avances culturales que llevaron a reconocer la diversidad de tipos de familias existentes en el país y a contribuir a superar la pobreza de numerosas familias.

Termina con las acciones de SERNAM destinadas a apoyar la participación social y política de las mujeres, reemplazándolas por una perspectiva asistencialista de “atención de casos sociales”.

Es un hecho que durante este año, se eliminarán las normas y criterios que obligaban a Ministerios y servicios a considerar en la implementación de sus políticas la desigualdad entre mujeres y hombres.

Pone su foco en la incorporación de las mujeres al mercado laboral, sin resguardar las condiciones que deben caracterizar el trabajo decente, promoviendo formas de flexibilización que implican precarizar el empleo femenino y atentan contra la redistribución equitativa del trabajo doméstico y de cuidado.

Desmantela la institución con despidos masivos y arbitrarios, incluso a trabajadoras al día siguiente de concluir su fuero maternal. Ello afecta la calidad de los programas y servicios, por ejemplo, el de Violencia.

ANTECEDENTES DE LA CREACIÓN DEL SERNAM
El Servicio Nacional de la Mujer, SERNAM, es un organismo del Estado con rango ministerial, creado por ley en 1991, como demanda y reconocimiento del movimiento democrático y antidictatorial de las mujeres y en cumplimiento de la normativa de la Convención de Naciones Unidas sobre la Eliminación de toda forma de discriminación contra la Mujer (CEDAW) ratificada por Chile en 1989.

Su propósito es impulsar políticas públicas y reformas legislativas para enfrentar la discriminación y desigualdad de las mujeres chilenas, expresada en la menor participación laboral, la brecha salarial, las limitaciones al ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, la violencia de género, y la sobrecarga del trabajo doméstico, entre otras manifestaciones.
Todas estas tareas han sido desarrolladas por los equipos profesionales, técnicos y administrativos de SERNAM, con profesionalismo y compromiso, reforzando durante años sus conocimientos, competencias y especialización.

Publicado en “Noticias G80” el 3 de Enero de 2011