El regreso de Lagos: expertos analizan opción presidencial

Publicado : 29 Noviembre, 2010 en Prensa


Dos apariciones públicas tuvo, esta semana, el ex presidente Ricardo Lagos. Una de ellas fue el encuentro con la directiva del Partido Socialista para “recomponer” relaciones congeladas durante la administración del senador Camilo Escalona.

Junto al nuevo líder PS, Osvaldo Andrade, Lagos se comprometía a participar más activamente con el colectivo, incluso, la próxima semana volverá a reunirse con ellos. Sus cargos internacionales permanentes concluirán en unos meses (en Naciones Unidas y en el Club de Madrid), y varios dirigentes socialistas le pidieron que inicie un trabajo con militantes jóvenes, en preparación de nuevos liderazgos.

Ricardo Lagos, además, ya se refirió a uno de los temas más complicados para la Concertación en los últimos meses: el inicio de conversaciones con sectores de izquierda. El otrora Mandatario, celebró la iniciativa, lo que generó molestia en la DC, quienes, acto seguido, le solicitaron “no intervenir antes que los cuatro partidos tomen la decisión”.

“SIGUE SIENDO UNA FIGURA POTENTE”

Para muchos, es sólo el comienzo de un Ricardo Lagos que pretende repotenciar su figura, hasta vislumbrarse como una opción presidencial a partir de ideas renovadoras, como la apertura del bloque.

Según María de los Ángeles Fernández, directora ejecutiva de Chile 21, Lagos “sigue siendo una figura suficientemente potente, y si dedica tiempo y, sobre todo, contacto con las nuevas generaciones, le puede servir a él para reimpulsar una carrera política, que siempre está latente. Lagos es una figura lo suficientemente potente como para ocupar, si él lo desea, mucha prensa todos los días”.

Sin embargo, según Carlos Huneeus, director del Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea (CERC), su liderazgo tras la derrota presidencial es perjudicial para la Concertación.

“El tema central es que la Concertación, electoralmente, tiene que abrirse al centro y Ricardo Lagos no representa muy bien eso. Va a cubrir una parte, para integrar a la izquierda, pero eso va a ser complicado para recuperar el electorado de centro que se fue a la derecha y que comenzará a desilusionarse de Sebastián Piñera”.

Según Huneeus, si la Concertación quiere recuperar el poder, Ricardo Lagos como líder de izquierda no es el indicado.

“Los chilenos tienen buena memoria. Ricardo Lagos tuvo una relación complicada con la DC cuando fue Presidente. Entonces, ahí hay un problema complicado. Los dirigentes tendrán que tomar en cuenta lo que piensa el electorado, porque en un gobierno de derecha cualquier error que se cometa cuesta votos”.

SIN RENOVACIÓN DE LIDERAZGOS

Una de las principales críticas dentro de la Concertación tras la derrota presidencial fue la incapacidad del bloque para potenciar candidaturas y liderazgos jóvenes.

Según María de los Ángeles Fernández, el gran problema de una opción presidencial de Lagos sería la promesa concertacionista del cambio.

“Tal vez (Ricardo Lagos) podría ahogar o eclipsar que surjan nuevos liderazgos en la Concertación, como Carolina Tohá, Claudio Orrego o Ricardo Lagos Weber, que son figuras jóvenes y prometedoras. El bloque apostó por renovar los liderazgos desde adentro, y con Ricardo Lagos quedará nuevamente asociado a liderazgos tradicionales”.

Fernández, además, advierte la amenaza en la Alianza con nuevas figuras atractivas dentro del gobierno.

“Si Ricardo Lagos de verdad aspira a posicionarse políticamente, va a tenerla muy dura en el nuevo escenario que se abre con un gobierno con liderazgos presidenciales interesantes, como el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, un hombre joven, o el propio ministro de Minería, Laurence Golborne, que es ejemplo de la meritocracia. Una figura que podría llegar a ser muy potente”.

Publicado en “Portal Terra-Actualidad” el 28 de Noviembre de 2010