Ominami, tras diálogo con Lagos, Bitar, la DC y el Frente Amplio: “Transformemos la elección en una primaria de centroizquierda”

Publicado : 18 Octubre, 2017 en Portada, Prensa

Plantea un acuerdo programático previo al 19 de noviembre y que esa noche exista un candidato que enfrente a Piñera con el apoyo de todas las fuerzas del sector.

Desde su oficina de Chile 21, donde se desempeña como presidente honorario, el ex senador Carlos Ominami plantea que el escenario político actual conduce a una derrota inevitable de la centroizquierda, en manos del ex Presidente Sebastián Piñera. Piensa que el representante de Chile Vamos tiene una coalición sólida y que, por el contrario, enfrenta una proliferación de candidatos, en medio de una competencia áspera y marcada por el derrotismo.

Ese diagnóstico, que indica que Piñera incluso tiene opciones de ganar en primera vuelta, se lo ha transmitido en las últimas semanas al ex Presidente Ricardo Lagos, al integrante del equipo estratégico del comando de Alejandro Guillier, Sergio Bitar, y a representantes de los partidos que se reúnen en Chile 21, como Francisco Vidal (PPD) o Pablo Velozo (PS). También con dirigentes del Frente Amplio y la DC. A todos les ha señalado lo mismo.

“Carolina Goic ha dicho que puede ganar. Alejandro Guillier piensa lo mismo. Beatriz Sánchez, también. Marco (Enríquez-Ominami) dijo desde el principio que la única manera de enfrentar a Piñera es sobre la base de la unidad. Entonces, ad portas de iniciarse la campaña formal, propongo que transformemos el 19 de noviembre en una elección primaria. ¿Eso qué significa? Que tenemos que tener un acuerdo programático previo. Implica que la centroizquierda el día 19 en la noche tiene su candidato o su candidata, que no es el que las cúpulas definieron, sino el que la gente definió”, afirma Ominami a “El Mercurio”.

Prosigue: “En 30 días de campaña, con franja televisiva, pueden pasar muchas cosas. Si fuéramos capaces de generar un acuerdo de este tipo, un mundo que aparece disperso, fragmentado, podría aparecer con un grado de unidad, al punto que el 19 en la noche no entremos en un conciliábulo complicadísimo, donde algunos quieran decretar libertad de acción, convocar a grandes consejos o hacer plebiscitos. Esa noche que se sepa simplemente quién va a enfrentar a Piñera”.

“Hablé con Sergio Bitar -continúa- y creo que tenemos un punto de vista muy convergente. Dentro de lo difícil que es todo esto, hay un conjunto importante dentro de la DC expresado por parlamentarios que creo que están en esta sintonía. Ellos están en una situación interna muy complicada , entonces no quiero dar los nombres porque hago daño. En el PPD hay buenas condiciones para esto (…). Me reuní con Lagos. Creo, yo no soy el vocero del Presidente, pero conociéndolo, que si hay una iniciativa unitaria, patriótica, estoy convencido de que no se restaría”.

El ex senador PS rechaza conformar una “Nueva Mayoría 2” y, más bien, apunta a incorporar “al gobierno o al sistema de gobernabilidad a las fuerzas emergentes”. Además, asevera que el debate se puede acotar a través de una estructura programática de al menos ocho elementos: un programa anticorrupción, la ampliación tributaria vía royalty minero, un sistema previsional mixto, un cambio en el Código de Aguas, además de promover el matrimonio homosexual con derecho a adopción. En otro aspecto, plantea cambiar la Constitución a través de una “asamblea constituyente constituida por 400 miembros; 200 corresponden al nuevo Parlamento y otros 200, representantes directos de la ciudadanía, elegidos por sorteo en subpadrones que garanticen la expresión de diversidad”.