Alemania: resultados con grado de sismo o terremoto político

Publicado : 03 Octubre, 2017 en Portada, Prensa

| por Jaime Ensignia | publicado en “PANORÁMICA” el 02/10/2017 |


Las elecciones generales del domingo 24 de septiembre causaron un sismo político de mediana gravedad. Los resultados de estas elecciones generales en Alemania eran muy esperados en el escenario político y económico europeo, al igual de lo que sucedió en las pasadas elecciones francesas. Esto, debido a los porcentajes electorales que recibirían las dos grandes coaliciones políticas, los  cristianos demócratas y social cristianos de la CDU-CSU, los socialdemócratas del SPD y, particularmente, la votación que podía recibir el partido ultranacionalista, Alternativa para Alemania (AfD).

Resultados

Como fueron estos sorpresivos resultados electorales: la CDU-CSU logra el 32,9% con una pérdida de votos de un 8,9%, en relación a la elección parlamentaria  anterior de 2013 y obtiene 246 parlamentarios; el SPD alcanza 20,5% con un detrimento de un 5%, eligiendo 153 parlamentarios; la AfD se eleva al 12,6% con un aumento de un 8% logrando 94 escaños, constituyéndose en la 3ra fuerza política en el Parlamento. Las agrupaciones más pequeñas, como: el Partido de la Izquierda (Die Linke) obtiene el 9,2%, con 69 escaños parlamentarios; Alianza 90/Los Verdes se eleva al 8,9%, eligiendo 67 diputados; y, finalmente los liberales del FDP dan un salto notable al 10,7% con 80 parlamentarios.   

Consecuencias

Estos resultados electorales, que para algunos analistas ha sido un terremoto político, o un giro a la derecha con fuerte tinte ultranacionalista han traído fuertes en inesperadas consecuencias políticas, cuyos desenlaces los reseñamos sucintamente:

  • Esta es la peor derrota desde el final de la II guerra mundial para los dos partidos tradicionales, CDU-CSU y el SPD.
  • El ultranacionalismo representado por la AfD entra por primera vez en el parlamento desde 1949.
  • Gran triunfo político electoral para el AfD y FDP.
  • Estos resultados son una gran debacle político electoral para los socialdemócratas del SPD, implicando el fin de la gran coalición CDU-CSU y SPD, cuestión anunciada el mismo día de las elecciones por el derrotado candidato del SPD, Martín Schulz. Con esta decisión el SPD se convierte en partido de oposición para esta nueva legislatura.
  • En este escenario político, la Canciller Merkel, que con esta elección asegura un 4to período tendrá que buscar alianza con los liberales y los Verdes para constituir gobierno. Esta alianza de gobierno es lo que se llama la coalición Jamaica, esto es por los colores de estos partidos que son similares a la bandera nación de Jamaica.

La irrupción del ultranacionalismo en la política alemana

La AfD es una agrupación política que se constituye en el año 2013 y, en las elecciones generales de ese año no alcanzaron a superar la barrera del 5%, quedando fuera del parlamento. Es un partido por esencia: euroescéptico, anti-inmigración y xenófobo. En su programa propuesto al electorado alemán acentúa 4 aspectos centrales: migración; la exclusión del Islam; fortalecimiento de la familia alemana y retirada de Alemania de UE.

Con este programa, la AfD logró captar parte de la votación conservadora de la CDU, pero principalmente de la CSU. También atrae el voto protesta de sectores sociales vulnerables que se sienten marginados en este proceso globalizador, inseguros por la política de “puertas abiertas” hacia los inmigrantes de la Canciller Merkel  y, no tomados en cuenta por la élite política alemana. Existe la percepción, que este auge de los ultranacionalistas alemanes se debe mucho al fracaso político de los grandes partidos (CDU-CSU y SPD), los cuales al no tener políticas convincentes para estos sectores sociales han abierto las puertas de su electorado a esta fuerza política nacionalista y xenófoba. Es una paradoja, que el mayor apoyo electoral que AfD ha recibido se ha concentrado en los antiguos Estados Federados de la extinta República Democrática Alemana, ex DDR.

El resultado electoral de AfD se explica en parte significativa por el siguiente trasvasaje de votos: de la CDU-CSU recibe 980.000 mil votos; del SPD, 470.000; del Partido de La Izquierda, 400.000, y porcentajes menores de Los Verdes y del FDP. La entrada de AfD en el parlamento alemán se agrega a la tendencia de los partidos ultranacionalista europeos, los cuales durante el año 2016 y 2017 lograron un relativo auge electoral.

Alemania en el contexto europeo

Alemania y Francia son consideradas los motores de la UE. El presidente francés E. Macron espera que en asociación con la electa Canciller Merkel, iniciar una serie de reformas y medidas de fondo en la UE.

Estas serían: reforma del Euro; política común en el tema migratorio; política de seguridad en la lucha contra el terrorismo; una política internacional común más decidida en relación a los otros grandes bloques internacionales. Así como también, cerrar en forma razonable la salida de Gran Bretaña de la UE, el llamado BREXIT.

Para cerrar estas reflexiones, la entrada en escena de los partidos ultranacionalista, euroescépticos y xenófobos, cuya presencia en el tablero europeo es una realidad insoslayable, pondrá en tensión máxima a los partidos democráticos en Alemania así como del resto de Europa. La necesidad de replantearse sus estrategias nacionales, como a nivel de la UE y, darle un profundo sentido de transformación al actual estatus quo en este continente, será un imprescindible para Europa y, por cierto, para Alemania, en donde, en este último, las voces de alerta a no repetir el pasado nacionalsocialista, crecen de manera sustantiva.