Rosales defiende el rol del crecimiento económico en el programa del senador Guillier

Publicado : 13 Julio, 2017 en Portada, Prensa

| por Angela Chávez M. | publicado en “DF.CL” el 13/07/2017 |


Como una “falsedad absoluta” calificó el coordinador programático de la candidatura de Alejandro Guillier, Osvaldo Rosales, los supuestos intentos del abanderado de la oposición y su sector de instalar la idea de que a la izquierda no le importa el crecimiento económico del país.

En el marco del ciclo de líderes políticos y sociales, organizado por la Fundación Chile 21, y cuando repasaba los principales ejes de la propuesta programática del aspirante de los partidos progresistas de la NM, el economista acusó: “Quiero ser muy enfático, la candidatura de derecha y los medios que lo apoyan han construido un ‘Monito de Paja’ al cual le pegan todos los días, respecto de que la izquierda es insensible al crecimiento, de que no le preocupa el crecimiento. Eso es una falsedad absoluta”.

Previo a esa aclaración, Rosales había enfatizado que “tenemos un tema urgente con la recuperación del crecimiento, de la inversión y de la productividad”, precisando que es fundamental que Chile sea capaz de darse cuenta de los desafíos globales que enfrentamos, como el cambio tecnológico y climático entre otros, y que determinan el marco de las política públicas a adoptar.

Así, destacó que el segundo eje de la propuesta programática de Guillier es “una nueva economía para el siglo XXI y eso quiere decir recuperar el crecimiento y la productividad”, admitiendo de paso que “un crecimiento magro de 2% es tremendamente insatisfactorio, y agregaría más, cuatro años de crecimiento al 2% generaría un escenario de ingobernabilidad política de marca mayor”.

De igual forma, y haciendo “economía de ficción”, comentó que “si este gobierno hubiera gozado del mismo precio del cobre que gozó Piñera hoy estaríamos creciendo al 3,5%”.

Sobre las medidas para elevar el crecimiento y la productividad, enumeró un plan nacional de infraestructura y logística; que contemplaría entre otros desafíos y “en el marco de una alianza público-privada que la vemos como fundamental” –dijo- la creación de una agencia que permita destrabar los proyectos de inversión de modo que se puedan acortar los periodos y tiempos de la evaluación de los mismos.

En materia de inversión, relevó la “digitalización del Estado” como un aspecto importante por su efecto en el crecimiento e implicancias en la modernización del Estado y la inclusión social. Asimismo, reconoció que la apuesta es que el eventual futuro gobierno del senador Guillier destaque en la mirada larga por el énfasis que pondrá “en innovación, en ciencia y en tecnología”.

Reforma al Estado

En otro ámbito, y al abordar otro de los ejes programáticos de la candidatura de Guillier, Rosales destacó la importancia de una reforma del Estado que incluye entre otras iniciativas la creación de una oficina de presupuesto, al estilo del Congreso norteamericano, que no elimina la controversia pero facilita el diálogo, además de una unidad que evalúe, de manera ex ante y con los actores involucrados, el efecto de cada normativa o regulación que se instaure en crecimiento, inversión productividad y distribución.

Dejando claro que “vamos a heredar una situación económica compleja, donde el espacio para asignar nuevos recursos será muy limitado”, Rosales también planteó que el “quisiera resolver la situación de los trabajadores públicos, a honorarios y a contrata, lo que es una injusticia por décadas. Pero eso inevitablemente va a requerir un trato gradual, porque es mucha plata la que está involucrada, lo importante es dar la señal y está en el programa”.

“El candidato no le anda dando portazos a nadie”

Antes de arribar a la actividad que protagonizó en la Fundación Chile 21, Osvaldo Rosales defendió -en el espacio en el que participa en radio Cooperativa- la decisión del candidato de no nominar a un jefe de campaña o generalísimo como se lo han planteado desde los partidos que lo respaldan.

Así consultado por supuesto “portazo” del senador a la idea planteada por una de sus coordinadoras estratégicas -la senadora Adriana Muñoz- Rosales destacó que “Alejandro Guillier es una persona extraordinariamente pacífica, así que no le anda dando portazos a nadie”.

Asimismo recalcó que por estos días “la prioridad uno son las firmas”, además que una vez que se inscriba la candidatura “la verdad es que toda esta discusión vale poco”. Sobre la tensión que existe entre el abanderado y los partidos políticos, el economista señaló que “es novedoso que una coalición de partidos haya nominado a un candidato independiente, es un proceso inédito y hay un proceso de aprendizaje y en ese contexto es más probable que políticos de viejo cuño les cueste adaptarse a ese escenario”.

Y aunque aclaró que “cualquier persona entiende que una campaña y la gobernabilidad se da en torno a los partidos políticos”, hay que tener “claro que cuando uno examina la evaluación que tiene la ciudadanía de los políticos la verdad es que no es de las mejores. El candidato va sumando y sumando adhesiones y una vez que nos inscribamos, la coordinación, el trabajo de contenidos y la dispersión territorial funcionara como debe funcionar”.