"Evolución de la pobreza y la desigualdad en Chile y América Latina"

Publicado : 17 Diciembre, 2009 en Prensa

Jaime-Ruiz-Tagle

Se suele sostener que la pobreza ha aumentado en Chile debido a la crisis y que la distribución de ingresos no sólo está entre las peores de la Región, sino que no ha cambiado en los últimos años. Pero esto no es lo que sostienen los organismos internacionales especializados.

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) acaba de presentar la última versión del Panorama Social, que elabora cada año, sobre la base de cifras oficiales de los países. Los datos llegan hasta 2008 y comienzos de 2009. Se estima que este año la pobreza aumentará en 1,1 puntos porcentuales en la Región.

Las estimaciones para 2008 indican que la incidencia de la pobreza alcanzó a un 33% de la población latinoamericana, lo que corresponde a 180 millones de personas pobres. La disminución de la tasa de pobreza en ese año, de 1,1 puntos porcentuales, fue inferior a la lograda en el período 2002-2007, equivalente a 2 puntos porcentuales por año. Con todo, la tasa estimada para 2008 es 11 puntos porcentuales más baja que la de 2002. La reducción de la pobreza se debió principalmente a un incremento del ingreso medio de la población, el que fue complementado en algunos países por las mejoras distributivas.

La CEPAL no hace una estimación de la tasa de pobreza en Chile para 2008. Sólo señala que nuestro país se encuentra en el grupo de los que han tenido una fuerte disminución entre 2002 y 2008. Extraoficialmente, nos informaron que para 2008 se estimó una tasa de pobreza de 13,3%, levemente inferior al 13,7% registrado por la Encuesta CASEN en 2006.

Incidencia de la pobreza en América Latina: 1990 – 2008

(Porcentaje de personas; países seleccionados)

1990                     2002                        2008
Colombia                     52,5                       51,5                          42,8
Perú                              –                             54,7 (2001)             36,2
México                         47,7 (1989)           39,4                         34,8
Brasil                           48,0                       37,5 (2001)            25,8
Venezuela                   39,8                      48,6                         27,6
Argentina (a)             21,2                        45,4                        21,0
Chile                            38,6                       18,7                        13,7(2006)
América Latina         48,3                       44,0                         33,0

Fuente: CEPAL. (a) Área urbana

Como se puede observar, la incidencia de la pobreza en Chile durante la última década ha sido muy inferior a la del conjunto de América Latina y a la de todos los grandes países de la Región. Entre los países pequeños, sólo Uruguay (14,0%) y Costa Rica (16,4%) tuvieron en 2008 una tasa de pobreza cercana a la registrada en Chile en 2006.

Por otra parte, la CEPAL sostiene que, si bien la desigualdad en América Latina continúa siendo una de las más altas del mundo, los resultados del último sexenio fueron favorables. El Índice de Gini se redujo en promedio en un 5% en la Región. En el caso de Chile, este Índice se redujo de 0,564 a 0,522 entre 2000 y 2006, es decir, en un 7,4%.

Otro indicador importante es el que refleja la relación entre los ingresos medios por persona del quintil más rico y el quintil más pobre de los hogares (Q1/Q5). Según este indicador, Chile se encuentra en una situación intermedia frente a los grandes países latinoamericanos: semejante a la de Argentina y México; mejor que la de Brasil y Colombia; peor a la de Perú y Venezuela.

Distribución del ingreso en América Latina (Q5/Q1):1990 – 2008

(Países seleccionados)
1990                     2002                             2008
Colombia                            35,2 (1994)           28,5                              27,8 (2005)
Brasil                                  35,0                       36,9 (2001)                  26,2
México                                 16,9 (1989)           15,5                              16,0
Chile                                   18,4                         19,5 (2000)              15,7 (2006)
Argentina                          13,5(a)                   20,7(b)                       15,5(b)
Perú                                    20,9                         19,3(2001)                14,4
Venezuela                          13,4                         18,1                                 9,7
Fuente: CEPAL. (a) Gran Buenos Aires. (b) Total urbano.

Por lo tanto, según las cifras de la CEPAL, no es correcto sostener que la distribución del ingreso en Chile no ha mejorado y que se encuentra entre las peores de América Latina. Siguiendo el Indicador Q5/Q1, de un total de 18 países de la Región, 11 tienen una distribución de ingresos más desigual que la de Chile.

Paradójicamente, la percepción sobre el grado de justicia en la distribución de los ingresos es más autocrítica en Chile que en todos los grandes países latinoamericanos. Y esta autocrítica (que puede interpretarse como una mayor conciencia social) se ha agudizado en los últimos años.

Opiniones sobre la distribución de ingresos en A.L.: 1997 y 2007

(Países seleccionados; % que la considera muy injusta)
1997                       2007
Chile
34                             45
Brasil                      39                             33
Argentina              55                               31
Colombia               32                               30
Perú                        29                               26
México                    32                               24
Venezuela             37                               11
Fuente: CEPAL

Puede constatarse que en países con una distribución de ingresos mucho peor que la de Chile, como Brasil y Colombia, la percepción subjetiva es mucho menos autocrítica.

Volviendo al tema de la pobreza, cabe preguntarse cómo ha evolucionado en Chile durante el período 2006-2009. Durante el mes de noviembre, se realizó el trabajo de campo de la nueva Encuesta CASEN, pero sus datos se conocerán recién en mayo de 2010. Con todo, puede plantearse la hipótesis de que, a pesar de la crisis internacional, el porcentaje de personas pobres no ha aumentado, contrariamente a lo sucedido en América Latina como conjunto.

De hecho, entre septiembre de 2006 y de 2009, el empleo aumentó en un 5,8% (por encima del crecimiento demográfico, estimado en 3%). El Sueldo Mínimo Legal aumentó en un 6,8% real y el Índice de Remuneraciones Reales en un 8,2%, en el mismo período. Además, se han producido importantes transferencias hacia las familias más pobres, gracias a la reforma previsional, a los subsidios y a las políticas sociales específicas. Estos avances son, sin duda, una de las causas del alto apoyo que han alcanzado la Presidenta y el Gobierno en las encuestas de opinión pública.

La lucha contra la pobreza y contra la desigualdad no termina nunca. Pero no se puede negar que Chile ha hechos grandes progresos en estas materias. El próximo Gobierno deberá continuar este combate, en todos los frentes.

Diciembre de 2009
N.B.: Artículo enviado a la Revista Mensaje