Cox y Corvalán en Chile 21: “Hay una crisis en la participación electoral de nuestro país”

Publicado : 16 Diciembre, 2009 en Portada

La Fundación Chile 21 realizó el martes 15 de diciembre la presentación de Paulo Cox, economista, candidato a PhD en economía en Toulouse School of Economics y analista económico del Banco Central y Alejandro Corvalán, economista candidato a PhD en economía en la Universidad de Nueva York y ex analista económico del Banco Central, con la investigación: “Declive de la participación electoral en una democracia en transición: reemplazo generacional y sesgo de clase en Chile”, cuyos comentarios estuvieron a cargo de René Jofré, analista político; Ricardo Wilhelm, director de electoral.cl y Sergio Micco, abogado, master en Ciencia Política, doctor en filosofía política y profesor en la Universidad de Chile.

El estudio cruza transversalmente el tema de la baja participación de los jóvenes en el registro electoral durante el período de la transición democrática en Chile (1990 – 2010), y comparado con la muestra de algunos países de Europa del Este, a posteriori de la caída del muro de Berlín. Según Paulo Cox y Alejandro Corvalán “Estos indicadores señalan una crisis en la participación electoral en nuestro país debido a variados y complejos elementos”. Si bien, inmediatamente después del plebiscito de 1988, la ciudadanía intensificó su participación electoral ésta ha ido decayendo en estos últimos decenios.

Varias explicaciones confirman este fenómeno sociopolítico, para Patricio Navia, “la elección de 1988 representa una comprensible anomalía”, “la participación electoral en Chile hoy (2001) no es menor a la observada hasta antes de 1973”. El sociólogo Tironi, quien estudió el tema entre 1999 y el 2009, consideraba que “el interés de los chilenos por la política había disminuido drásticamente, ajustándose a los niveles de una sociedad estabilizada”. También, Von Baer y Apablaza del Instituto L&D el 2009 escribían “podríamos plantear que más que estar en un escenario o preocupante de caída en la participación electoral nos encontramos en un contexto de normalización. De hecho, la disminución en la participación electoral es un fenómeno normal en democracias que experimentan procesos de transición”.

En la investigación se desprenden evidentes antecedentes respecto del “sesgo de clase”, Cox y Corvalán relacionan estas cifras comparativas en la forma de “a mayores ingresos más participación electoral”. “Hay en los quintiles más altos tres veces más participación en lo quintiles más bajos”, un ejemplo de ello es la muestra expresada entre los jóvenes de Las Condes que se inscriben en cerca de un 49,9%, y por otra parte, en la comuna de La Pintana sólo se participa un 3,5% de la población juvenil” – dijeron los investigadores.

En los comentarios finales, Ricardo Wilheim realizó un análisis donde dio cuenta de la extensa discusión parlamentaria que se ha llevado en estos 10 años y que finalmente no ha terminado en un cuerpo legal definitivo, “no ha existido voluntad de parte de los políticos”. También, agregó algunos antecedentes históricos sobre la inscripción que se produjo entre los años 1960 y 1970, que según Wilheim “habría triplicado los padrones electorales con una cifra cercana al 6,8% interanual, un verdadero record”. Según, el politólogo, el sistema binominal no modificado aún y el inadecuado sistema electoral atentarían contra la baja inscripción de personas entre los 18 y 29 años con sólo un 3, 6%, comparado con el año 1980 que partió de una base de un 36%.

El abogado Sergio Micco, puso entre los asistentes algunas reflexiones sobre el tema, respaldado en el estudio que CEP realizó en 5 comunas el año 2009 y en el cual “existiría un sesgo socioeconómico en la condición del voto”, “en esta democracia electoral como la nuestra este estudio confirma que el 1,7% de la población posee una alta capacidad lectora en el entorno del 12 % de los profesionales en Chile, esto es una evidencia que influye no sólo en el registro sino que también en la participación electoral”. Según la muestra “La política se hace poco interesante para una gran mayoría, el 49% de los entrevistados no conversa ni ve programas de TV, lee o habla con amigos sobre política”. Según Micco, este estudio del CEP desprende que los jóvenes participan mucho más en política que en una relación de inscripción electoral.

Finalmente, René Jofré, expresó que “la democracia que hemos construido está en declive, está siendo cuestionada por la sociedad porque se ha partido en dos, entre un autoritarismo y una democracia”. “Chile, según el sicólogo del PPD – se debate entre el dilema de género con la elección de M. Bachelett y en la actual con el dilema generacional de Marco Enríquez Ominami”. Por ello, a decir de Jofré, la política debe cambiar, “porque la impotencia de la política por solucionar los problemas de la gente (pobreza real, delincuencia, drogas, seguridad) se evidencia cada vez más, porque la gente tienen más televisores y más acceso a los medios de comunicación”.

René Jofré señala que temas de campaña como el concepto “de más Estado” es demasiado abstracto y no interpreta a los jóvenes. El comentarista, alude a autores como Gabriel Salazar para explicar que frente”a una democracia representativa que tenemos en Chile creada por la concertación con mucha alegría, los jóvenes tiene una actitud que no tiene que ver con incentivos ni con la creación de leyes, tiene que ver con sus propios intereses con una participación real y concreta en política”.