Carlos Ominami en seminario internacional “Frentes Políticos en América Latina”

Publicado : 02 Diciembre, 2016 en Comunicados de Prensa, Portada


“Es necesaria una renovación programática y organizativa de la izquierda en América Latina”, dijo el presidente honorario de Chile 21, Carlos Ominami, en el contexto del seminario internacional “Frentes Políticos en América Latina”, organizado en la ciudad de Río de Janeiro, Brasil, por el Instituto Nuevos Paradigmas y la Fundación Friedrich Ebert.

En la ocasión, Ominami sostuvo que al progresismo no se le busca solo derrotar electoralmente, sino ideológicamente,  culturalmente y estratégicamente. “Si no somos  capaces de resistir esa ofensiva, nuestra derrota puede ser extremadamente prolongada porque es una derrota de la idea del cambio y las reformas”, dijo.

Agregó que desde América Latina y el mundo se ha visto con estupor el golpe contra la Presidenta Dilma Rousseff. Indicó que el PT era “para muchos de nosotros la gran referencia  en términos de construcción partidaria”.

En su exposición, Ominami también hizo una revisión de la situación de la izquierda en la región latinoamericana. “Hay que interrogarse qué fue lo que nos pasó. Nadie tiene una respuesta  acabada. Partamos por decir que tuvimos grandes avances. Todos nuestros gobiernos progresistas hicieron un tremendo esfuerzo en materia de inclusión social, en lucha contra la pobreza”. No obstante fue enfático en afirmar que se hicieron muy mal algunas cosas. En ese sentido, se refirió al derroche del boom de las materias primas; a la ausencia de transformación productiva; al déficit de reformas políticas; a la dependencia de liderazgos que se transformaron en insustituibles; a la condescendencia con formas de clientelismo; al financiamiento ilegal de la política e incluso de corrupción; al déficit de integración regional; y a la ausencia de una agenda Siglo XXI.

“Nuestras discusiones tienen que darse en un contexto internacional extremadamente delicado. Un contexto internacional complejo, mucho más incierto, inestable y  convulsionado, caracterizado – da la sensación- por nuevas formas de hegemonía de Estados Unidos”, comentó.

 Respecto  a la situación  de nuestro país, dijo que las insuficiencias antes descritas también están presentes en el caso de Chile. Resaltó que se está viviendo una crisis  institucional fuerte. “El Parlamento y los partidos políticos tienen un nivel de aprobación que está por debajo del 10%. Son instituciones, francamente, distanciadas de la ciudadanía”, dijo.

“Hay un corte total  entre la política y la sociedad. Se hace política sin sociedad. Entonces, la política es un sistema que opera sobre sí mismo al margen de las condiciones de la sociedad. La sociedad la mira con indiferencia y de repente también con bronca. Desde ese punto de vista, Chile es bastante irreconocible. Chile era quizás el país donde  el sistema de partidos funcionaba de mejor manera”, agregó.

Junto a Ominami, participaron en el encuentro Daniel Filmus (Argentina), Carlos Filizola (Paraguay), Juan Guimaraes y Laura  Carvalho (Brasil), entre otros.