En Chile 21: Socióloga española Judith Astelarra ofreció una profunda y abierta visión sobre desigualdad de género y cohesión social

Publicado : 03 Noviembre, 2009 en Portada

Con un marco mayoritariamente femenino cuya transversalidad estuvo representada en dirigentes de organizaciones de la mujer, profesionales del ámbito académico y cultural, además de la importante presencia de las ministras de Planificación, Paula Quintana y del Servicio Nacional de la Mujer, Carmen Andrade; la Fundación Chile 21, a través de su directora ejecutiva María de los Angeles Fernández, promovió este lunes la charla de la experta española Judith Astelarra, con el tema: “Cohesión Social, Desigualdad y Género”.

En la exposición, Astelarra, profesora titular de sociología en la Universidad Autónoma de Barcelona, España, realizó un recorrido histórico de la luchas de la mujeres por instalar un debate y una agendización inclusiva del tema de género en “una sociedad compleja y patriarcal de conflictos y consensos”.

El concepto de género, acuñado en los años 60 por los norteamericanos, señala algunos niveles de comprensión del término que se mueve desde el estadio biológico hasta la división sexual del trabajo, creando esta última desigualdades tanto en el mercado de trabajo como en la distribución del trabajo dentro de la familia. Según la experta en género, esta integración de la mujer en la sociedad moderna modificó el comportamiento social del mercado laboral, la sociedad civil y el mundo privado y público.

“¿De qué hablamos, entonces, cuando comparamos dos grupos y decimos que uno es desigual? En toda sociedad se reparten recursos materiales, simbólicos, de poder, de todo tipo, o sea, una gran tarta social enorme, y hay desigualdad cuando algunos grupos determinados por ser quienes son o por hacer lo que hacen, les damos punta al sector menor de esos recursos”, manifestó.

Por ello, señaló Astelarra, en la actual sociedad moderna coexiste una dicotomía entre el hogar y el espacio público. “Hay que redistribuir los roles a todos los niveles en la idea de compartir y hay que producir cambios estructurales porque es un sistema relacional este ámbito público y privado, va siempre en un triángulo”, indicó la socióloga.

Desde la política social, se debe definir el derecho al cuidado de la familia, pluralidad, flexibilidad laboral. Tiempo para trabajar y tiempo libre para tener relaciones sociales, para ejercer el rol ciudadano y tiempo para establecer relaciones afectivas con la familia. Esa rigidez centralizó a las mujeres como amas de casa exclusivas y desde allí debían cumplir todo lo demás, hoy día tiene que ser fuertemente revisada, dijo la académica.

Es este sentido, Judith Astelarra propone la creación de un diálogo entre mujeres y hombres que pacten socialmente un modo eficaz de reconstruir identidad y roles para la cohesión social.

Inicialmente, la directora ejecutiva de Chile 21, junto con dar la bienvenida a Judith Astelarra y las ministras presentes, expresó el interés que ha tenido desde siempre la Fundación en la investigación y el debate de la temática de género y desigualdad, tópico que merece toda clase de espacios para la discusión y la inclusión social, económica y cultural. “En especial con la inclusión de más hombres, ya que como lo recuerda Judith, este tema debe ser abordado en forma relacional y no sólo entre mujeres”, subrayó María de los Angeles.