Chile21 propone aumentar gradualmente el aporte empresarial

Publicado : 29 Julio, 2016 en Noticias, Portada, Prensa

|por DIARIO FINANCIERO|


La creación de un Instituto Previsional Solidario y aumentar de manera gradual, en un plazo de cinco años, a un 5% el aporte del sector empresarial, son algunas de las medidas que proponen desde la Fundación Chile 21 para avanzar hacia un cambio al sistema de pensiones.

La iniciativa, titulada “Chile no puede esperar: Hacia un cambio del sistema previsional”, en su parte introductoria plantea que el país “espera urgentemente una propuesta gubernamental posterior a las deliberaciones de la comisión presidencial convocada por la presidenta Michelle Bachelet en 2015”.

Además que “el sistema actual previsional al cabo de 35 años de funcionamiento ha fracasado. El 91% de las pensiones que se pagan actualmente son inferiores a $ 156.000. El sistema de capitalización individual (las AFP) es deficitario económica y socialmente. Hoy el Estado debe concurrir con el 0,6% del PIB mediante Pensiones Básicas y el Aporte Previsional Solidario a subvencionar al sistema. El otro sistema llamado contributivo -Capredena y Dipreca- es también deficitario en un 0,7% del PIB”.

En ese cuadro, sostiene Chile21, “las reformas generales hay que hacerlas. El sistema puede empezar a cambiar ahora” con medidas como: “Avanzar hacia un sistema mixto con pensiones solidarias y capitalización para los aportes adicionales individuales. En el caso de las FFAA habrá que extender la carrera militar (de 20 a 25 y de 30 a 35) y prever los abusos que se visualizaron en Gendarmería, aumentando el período para el cálculo de la pensión (5 años como se hace para los pensionados del sistema antiguo hasta hoy) y estableciendo un tope máximo de pensión de 72 UF indexado al índice real de remuneraciones”.

En lo inmediato, también se propone “un cambio institucional ahora. La creación deI Instituto Previsional Solidario administrado por el Estado y que asegure una tasa de rentabilidad neta de 5% a todas las cotizaciones de los trabajadores que perciben hasta un tope de remuneraciones de $ 300.000 sin comisión alguna”.

Se agrega que “esto aseguraría tasas de remplazo de no menos de 75% a quienes cotizan por 30 años. De su parte, el Estado podría usar estos fondos únicamente en inversiones reales o financieras, por ejemplo, para fortalecer el Fondo de Infraestructura actualmente en discusión”, a la vez que “permitiría incentivar la economía y retornos en la inversión incluso superiores al 5%”.

Por otro lado, Chile21 propone además que la jubilación de todo trabajador que haya cotizado por, al menos, 20 años no pueda ser inferior al salario mínimo”.

Por último, los autores de la iniciativa -Rafael Urriola y Álvaro Gallegos- plantean aumentar a “no menos del 5%, en un plazo de 5 años el aporte del sector empresarial”. Al respecto, señalan que “el aporte de cotizaciones de 10% del salario es hoy de cargo exclusivo de los trabajadores. Las mejores prácticas internacionales recomiendan aportes de trabajadores, empleadores y del Estado alcanzando a una contribución total de 20% promedio en los países de la OCDE”.