Seminario abordó sistema previsional en Argentina, Chile y Uruguay

Publicado : 03 Diciembre, 2015 en Portada, Prensa


“La seguridad social y el sistema de pensiones en el Cono Sur: los casos de Uruguay, Argentina y Chile”, fue el nombre del seminario internacional organizado por las fundaciones Chile 21 y Ebert, y que reunió a autoridades y expertos en la materia de los tres países.

Luego del saludo del director del Programa de Relaciones Laborales de Chile 21, Jaime Ensignia, y del representante de la Fundación Ebert en nuestro país, Reiner Radermacher, la subsecretaria de Previsión Social, Julia Urquieta, sostuvo que si bien muchos han sido críticos del sistema desde distintas visiones, hoy existe un diagnóstico “claro y lapidario con respecto con que el actual sistema de capitalización no ha resuelto el problema de entregar pensiones dignas”. Añadió que hoy nadie podría discutir que estamos ante un sistema previsional que tiene una gran deuda con la ciudadanía.

La autoridad dijo esperar que el comité de ministros analice antes que finalice diciembre la propuesta de la comisión asesora presidencial sobre la materia. Recalcó que se debe hacer un esfuerzo por construir medidas que hagan cambios en torno al objetivo de la igualdad social y pensiones más dignas.
En el primer panel denominado “El sistema de pensiones como pilar fundamental de la seguridad social en los países del Cono Sur”, el asesor y ex director del Banco de Previsión Social de Uruguay, Ariel Ferrari, hizo un análisis en profundidad respecto a la construcción del actual sistema previsional del país sudamericano a partir de una serie de iniciativas realizadas desde el año 2005.

Por su parte, el coordinador subregional de la OIT y de la Administración Nacional de Seguridad Social de Argentina, Guillermo Zuccotti, abordó el proceso de reforma vivida en el sistema trasandino al tiempo que se refirió a los resultados de la encuesta de Chile 21 , en la que se evidenció una oposición generalizada al actual sistema imperante en nuestro país. Agregó que “en Argentina desde la implementación de la estatización de fondos de pensiones aumentó en 100% el fondo”.

En tanto, la abogada y especialista en temas de seguridad social e integrante de la comisión asesora presidencial sobre el sistema de pensiones, Regina Clark, se refirió al resultado del trabajo de la instancia, y especialmente a la propuesta B. En este sentido, comentó la baja legitimidad del sistema, la mala calidad de las pensiones autofinanciadas, las inequidades de género y el incumplimiento de los principios de la seguridad social. Agregó que “hay una falta de confianza en el sistema”.

En el segundo panel, denominado “el sistema de pensiones en Chile: caso de un desarrollo frustrado”, Gonzalo Cid, de la Dirección de Estudios Previsionales de la Subsecretaría de Previsión Social, dijo que existe una carencia de legitimidad del sistema. Resaltó que “es difícil que un sistema que no tiene legitimidad pueda consolidarse”. Agregó que el sistema de capitalización individual replica la desigualdad laboral. “El debate de una nueva Constitución, así como las reformas laboral y tributaria, son necesarias para ir estructurando cómo se harán los cambios en el sistema de pensiones”, dijo.

En tanto, el economista de Chile 21, Eugenio Rivera, recalcó que cabe preguntarse ¿qué sigue luego de la comisión Bravo?” Sostuvo que “del informe de la Comisión Bravo destacaría que hace un diagnóstico lapidario del sistema de AFP, y que por primera vez en un documento oficial se plantea la necesidad de cambiar el sistema”. Según dijo, el tema previsional debe ser abordado en la próxima elección presidencial. Recalcó que “lo que ha hecho el pilar solidario es tapar las brechas que ha dejado el sistema de AFP”.

Por otra parte, David Bravo, quien fuera presidente de la comisión asesora presidencial, dijo que el diagnóstico es bastante fuerte respecto a que el sistema de pensiones tiene problemas y “dejarlo tal como está no es una opción”. Agregó que “la falta de confianza del sistema es también un dato. Tampoco en eso hay dos voces distintas, la pregunta es ¿qué hacer con el diagnóstico y como se aborda, hay distintas formas, pero eso marca una línea importante entre quienes postularon la propuesta B y quienes postularon la propuesta A”. Es necesario –dijo- alinear las edades de las pensiones y pensar en políticas que consideren que las personas permanezcan más tiempo en el mercado laboral. Añadió que el gobierno tiene la oportunidad de tomar la iniciativa al respecto.


Despues_del_informe_Bravo_Que_sigue