"Seminario sobre Recambio Generacional en Política se realiza en Chile 21"

Publicado : 22 Junio, 2009 en Portada

Con una variada representación de diversos representantes de la sociedad civil, académicos y dirigentes políticos, la Fundación Chile 21, organizó el jueves 19 de junio, junto al Instituto Nacional de la Juventud y la Fundación Friedrich Ebert, el seminario “Recambio generacional en política: protagonismo o sucedáneo?, con la participación de los dirigentes máximos de las juventudes políticas del PS, Daniel Melo; el PPD, Nicolás Navarrete, y la Democracia Cristiana, Héctor Gárate. También había confirmado su participación, tal como apareció en el sitio web de RN, el presidente de la juventud de esa colectividad, Tomás Fuentes, quien finalmente no llegó al evento.

A través de la modalidad de dos paneles principales: “Politica y Juventud”, en la primera parte y “Los jóvenes de los partidos, ¿ninguneados?”, en la etapa final, este seminario fue inaugurado por María de los Angeles Fernández, directora ejecutiva de Chile 21, Juan Eduardo Faúndez, director del Instituto Nacional de la Juventud y Bet Gerber, directora de programas de la Fundación Friedrich Ebert.

En la apertura del seminario, el presidente del Instituto Nacional de la Juventud, Juan Eduardo Faúndez, expresó que “los jóvenes son un importante segmento poblacional. Ellos son críticos del sistema político y del estado actual de la democracia. Sin embargo, son demócratas, creen en el cambio a partir de este sistema, y sí les interesa participar en él bajo otro tipo de condiciones. Más adelante, añadió que: “Los jóvenes desean tener un Estado apto para dirigir las políticas públicas con perspectiva de juventud, tomando en cuenta la vocación democrática de la juventud chilena. Además, según Faúndez, “se debe mirar la política pública con perspectiva de juventud para promover la oportunidad más que la asistencia” – dijo el director del INJUV.

Posteriormente, le correspondió exponer a Cristián Parker, director del Centro IDEA, de la Universidad de Santiago, quien se refirió al espacio social de participación real que alcanzan los jóvenes en la vida política, la estigmatización de que son objeto por el mundo adulto y los medios de comunicación y la forma de organización e identidad que ellos alcanzan en la sociedad chilena.

Juan Pablo Halpern, director de “Independientes en Red”, señaló que los jóvenes son un motor esencial y permanente de cambio, porque ellos son los verdaderos protagonistas del recambio generacional, aunque las encuestas los clasifiquen de apáticos con la política, o por lo menos con la política tradicional que todos conocemos a través de los medios de comunicación. En este sentido, Halpern, dijo que la juventud espera no sólo una renovación de los actuales actores políticos, también desea nuevos contenidos, discursos y estilos de hacer política con los jóvenes.

En otro ámbito, el director social de “Un Techo para Chile”, Gonzalo Cerda, relató las experiencias vividas al interior del grupo de jóvenes que integran esta ONG, y aunque Sebastián Bowen (Comando de Frei) y Francisco Irarrázabal (Comando de Piñera), habían salido de aquella escuela social, no estaba de acuerdo con quienes han indicado a “un Techo para Chile”, como un semillero de actores políticos “la formación valórica adquirida en nuestra institución permite a los jóvenes integrarse con mucha facilidad, vocación y profesionalismo a las tareas sociales, y una de ellas es la experiencia política. Estamos orgullosos de Sebastián y Francisco, porque ellos representan nuestro espíritu”- agregó Cerda.

En la segunda parte del evento, los presidentes de las juventudes políticas comentaron su satisfacción por la experiencia vivida en este seminario y se mostraron entusiastas ante el planteamiento del abanderado de la Concertación en cuanto a empezar una “tercera transición” cuyo eje sea pasar a las nuevas generaciones la conducción del país.

Respecto de las conclusiones del seminario, Nicolás Navarrete (JPPD) dijo que “este tipo de debates permite juntarnos, conversar, saber donde estamos, para donde vamos y queremos hacer. Enfrenta a un grupo de jóvenes, y otros no tan jóvenes, que tienen una mirada sobre lo que tiene que ocurrir en Chile y desde ese punto de vista, siempre conversar, intercambiar y saber en que está cada uno nos sirve”. En otro ámbito, el dirigente juvenil fue enfático respecto a la “independencia política” de los jóvenes y aún cuando la considera legitima, ésta debe estar acompañada de un “valor” de servicio a la sociedad. “Ahora, dijo Navarrete, cuando se decide hacerlo desde la política para producir un cambio radical en la sociedad, desde lo público, ahí la militancia cumple un rol esencial”.

En medio del debate, el dirigente máximo de la juventud democratacristiana, Héctor Gárate, indicó que han sido las ideas lo que ha unido a los diversos dirigentes juveniles que componen los partidos de la concertación, ello por la confluencia de ideas comunes en temas valóricos, la educación, el medioambiente, a través de una matriz progresista común, pero también en la amistad que los mantiene en permanente contacto y discusión. Para ello, dijo Gárate, fortalecer la relación cívica y republicana entre los dirigentes juveniles de la concertación posee mucho más ideas que nos unen, que aquellas que nos separan”. Respecto de la no participación juvenil en política, el presidente de la JDC, llamó a los jóvenes a tomar sus propias decisiones, “porque lo peor que les puede suceder es que sean otros los que las tomen las decisiones por ellos”.

Daniel Melo, presidente de la juventud socialista, considera que la no inclusión social de los jóvenes es un rol del Estado, desde el instante que los considera “sujetos de derecho”, en primer lugar, a través de la instalación de una nueva institucionalidad juvenil que incluya renovadas políticas públicas. Por otro lado, Melo expresó que: “Es la sociedad la que no tiene mecanismos institucionales para incluir a los jóvenes, pero también, se debe generar un llamado a la juventud para que ellos confíen en los proyectos colectivos de la sociedad, a pesar que pueda ser distinta, y una prueba de ello es el caso de los “pingüinos” que pudieron convocar a toda la sociedad para cambiar la educación del país”.

En materia de recambio generacional político, el dirigente de la juventud socialista señala que tanto el PS como la propia concertación han pecado de ingenuidad y descuido, a diferencia de lo que han dispuesto los partidos de la “Alianza por el Cambio”, quienes han inyectado interés y recursos en sus juventudes políticas. A pesar de ello, Melo, cree que el esfuerzo realizado por los jóvenes candidatos en la última elección municipal demostró, a pesar de los escasos recursos que tuvieron, que hubo sentido de vocación y valores firmes que terminaron por elegirlos con las primeras mayorías en el país, lo que demuestra – según el dirigente – “que es el reflejo de lo que la sociedad también espera de nosotros, ese es el clamor popular, hoy día el clamor es que exista un recambio de gente cualitativamente distinta, pero no cualquier recambio, un recambio serio, sin demagogia y sin populismos, es decir, con propuestas y con proyectos de gente que traduzca las nuevas contradicciones que tiene la sociedad”.