Empate técnico

Publicado : 01 Octubre, 2015 en Columnas Chile 21, Eugenio Rivera

|por Eugenio Rivera|


El informe del Consejo Asesor Presidencial para la Reforma del Sistema de Pensiones muestra un claro empate técnico que será resuelto en la próxima elección presidencial.  

Al día siguiente de la entrega del informe, 50 mil pasajeros se vieron afectados por el paro de los controladores aéreos que demandaban abandonar el sistema de AFP y pasar a Capredena, de manera de que pudieran disfrutar de las ventajas de sus colegas uniformados.Del mismo modo, la propuesta del informe de incorporar a las Fuerzas Armadas al sistema de AFP era rechazado por el gobierno, “mientras no haya una política definitiva”. Es claro que la sociedad chilena debe concordar un nuevo sistema, de lo contrario la conflictividad social irá en aumento.

Al contrario del informe de la Comisión Marcel del 2006, que generó una propuesta única, la Comisión Bravo no pudo ponerse de acuerdo. Explica este resultado la circunstancia que este Consejo admitió miembros más representativos de la opinión de los chilenos. El resultado es un empate técnico entre los que quieren mantener el sistema de AFP, introduciendo algunos cambios significativos (AFP estatal, AFP sin fines de lucro, cotización patronal para un fondo solidario) para viabilizar su propuesta,y los otros que proponen un sistema mixto, que recoge las experiencias internacionales más avanzadas.

Lo más significativo del informe es que por primera vez aparece en un documento oficial una propuesta (la Propuesta Global B) que propone sustituir el sistema AFP por un sistema mixto. Establece como columna vertebral del sistema un seguro social organizado a partir de cuentas ciudadanas, financiado por la cotización de 10% con un tope de 350 mil pesos, el aporte de los empleadores de 4% y aporte fiscal. La pensión estaría constituida por el ahorro individual más una contribución equivalente del Fondo Solidario asignado conforme a criterios de solidaridad. Esto permite una elevación sustantiva de las pensiones, aliviar las desigualdades y compromete tasas de reemplazo de 70%. El sistema de AFP se mantiene para la parte de los ingresos que superan los 350 mil pesos.

En algunas declaraciones se constata la tentación de promover un proyecto de ley que tomando el largo rosario de propuestas sin jerarquización y de diverso tonelaje, incluya proposiciones puntuales, sin resolver previamente sobre el modelo global. Ello significaría tomar como referencia la propuesta que aspira a mantener el sistema AFP (Propuesta Global A) como la columna vertebral del sistema de pensiones. Significaría, además, ignorar que los problemas de legitimidad del sistema de AFP impiden hacer las reformas paramétricas en que la mayoría de los especialistas coincide. El paro de los controladores aéreos es sin duda un llamado de atención a no seguir haciendo oídos sordos al descontento ciudadano respecto del sistema de AFP.

La propuesta Global B representa una buena base para un acuerdo nacional; requiere, sin embargo, un amplio trabajo técnico para desarrollar a cabalidad la propuesta y para diseñar el proceso de transición. La AFP estatal, que paradojalmente propone la Propuesta Global A, constituye un mecanismo para aliviar el descontento mientras se termina de preparar el nuevo sistema previsional.