Senador Ominami: "La Democracia está en deuda con sus Universidades Estatales"

Publicado : 08 Junio, 2009 en Agenda

rector-uchileLa Fundación Chile 21 invitó al rector de la Universidad de Chile, Víctor Pérez Vera, para conocer en detalle el documento del Nuevo Trato entre el Estado y sus Universidades Públicas, propuesta que suscitó el apoyo de los integrantes del Directorio y Directores de Programas y Talleres de esta institución, quienes manifestaron concordar en la urgencia de garantizar el desarrollo de las Universidades Estatales como pilares del progreso nacional.La Reunión de Análisis de Coyuntura Política celebrada por la Fundación Chile 21, este lunes 1 de junio, contó con la participación extraordinaria de la máxima autoridad de esta Casa de Estudios, quien fue invitado a exponer frente a 23 miembros de esta entidad, el escenario en que surge la propuesta de un Nuevo Trato y sus alcances en materia de financiamiento, académica, investigación, formación profesional y su impacto para el país.

El senador de la República y presidente honorario de la Fundación, Carlos Ominami, calificó positivamente el encuentro con el rector de la Universidad de Chile y relevó que los planteamientos realizados por la autoridad académica no responden a una “simple lucha por más recursos para la Universidad, sino por restituir la capacidad del país de pensar desde el pluralismo que objetivamente tiene la sociedad chilena”.

“Sentimos plena sintonía con todas las afirmaciones del rector y lo que quisiéramos, en la medida de nuestras posibilidades, es ser parte de un esfuerzo para que la idea del Nuevo Trato pueda abrirse paso para que la Presidenta de la República tome las determinaciones necesarias, tanto en el aspecto legislativo como administrativas. O sea, dictar los Decretos correspondientes para que pueda comenzar a hacerse justicia respecto a las Universidades Públicas, que el Estado deje de ser el mal dueño que ha sido de las universidades públicas durante todos estos años, y que entremos a un proceso distinto donde Chile pueda pensarse realistamente y se rompa esta cosa monstruosa que ha venido desarrollándose durante el último tiempo donde cada sector crea su universidad para pensarse a sí mismo, sin discutir con el resto”, enfatizó el senador Ominami.

El parlamentario aseguró que el encuentro con el rector permitió establecer las bases de un apoyo desde la Fundación Chile 21 para que el Nuevo Trato alcance una convocatoria mayor en la agenda pública.

El representante de la Cámara Alta se refirió también al escenario actual del sistema universitario, afirmando que es necesario tanto regularlo, como transparentarlo. “Podemos constatar que lo que hay en Chile es una especie de supermercado (de universidades) donde, además, hay una cosa totalmente irregular desde el punto de vista de la ley. Se supone que todas las universidades privadas son corporaciones sin fines de lucro, pero aquí se compran y se venden, con grandes sumas de dinero, a la vista de las autoridades, que, la verdad, ha sido extremadamente paciente”, expresó el senador, admitiendo que en sus palabras había una crítica política fuerte tanto a la destrucción del sistema educativa en el régimen militar como en el desempeño de la Concertación en sus casi veinte años de Gobierno, “que no ha sido capaz de producir un cambio y hacerle justicia a sus universidades. Dentro de las deudas que tiene la democracia una muy grande es con sus Universidades, toda vez que el aporte director, sólo en la Universidad de Chile es de un 14 por ciento del total del presupuesto. Eso está muy por debajo de todos los estándares internacionales en materia de la relación del Estado con sus planteles”.

Como un tema urgente calificó el senador Ominami la Educación Superior Pública. “Ojalá que la Presidenta de la República, en este período que queda, pueda hacer un esfuerzo por hacer avanzar el tema”. Asimismo, expresó su deseo de que la Universidad traspase las barreras de los prejuicios que ven en este documento del Nuevo Trato una “lucha Corporativa”. Por el contrario, aseveró, “es una lucha para restituir una cierta capacidad de pensar a Chile, para ir construyendo el proyecto país donde todos seamos capaces de generar procesos de desarrollo en espacios públicos donde se confronten visiones, y no donde cada cual se ubique en su trinchera y más que dialogar, ataca al resto”, concluyó.

El senador coincidió con el rector en la necesidad de conocer qué plantean los candidatos presidenciales en Educación Superior Pública y, “especialmente frente a la Universidad de Chile como alma mater de la nación”.

Urgente colocarlo en la agenda pública

En tanto, la directora ejecutiva de Fundación Chile 21, Ángeles Fernández, explicó que conoció la propuesta del Nuevo Trato a través de la prensa y que su institución se mostró interesada en profundizar el conocimiento de esta propuesta, pues se encuentra alineada con la misión de esta entidad que busca el desarrollo con equidad y calidad para todos los chilenos.

Ángeles Fernández mostró su interés por apoyar los planteamientos del rector, pues consideró que sus implicancias de alto impacto para el futuro del país. “Todos quedamos bastante impresionados con la presentación, no sólo por el contenido sino también por el sentido de urgencia que se recoge de él”.

“A nosotros nos interesa mucho apoyar todas las iniciativas que está desarrollando tanto el Rector de la Universidad de Chile como las demás Universidades Estatales”, comentó la directora ejecutiva y agregó que los miembros de la Fundación pretenden apoyar la generación de conciencia del tema, desde sus distintas posiciones “para seguir despertando mayor debate público”.

Por una Educación Superior Pública de calidad y accesible

Por su parte, Lisette Henríquez, integrante de Chile 21, valoró la propuesta del Nuevo Trato que encabeza esta Casa de Estudios, pues, a su juicio, se constituye como un pilar para la construcción de un país más democrático, más integrado, con una educación más plural y diversa, permitiendo enfrentar mejor los desafíos que viene en un mundo globalizado.

“En ese sentido, este planteamiento es bastante potente, pero creo que se queda corto en el sentido de un financiamiento basal de un 50%, creo que debiera solicitarse el presupuesto que se requiera para tener una educación pública de calidad que el país necesita”.

Agregó su anhelo de que la Presidenta de la República deje avanzado en esta materia en los meses que le resta de Gobierno. “Creo que la Presidenta tiene bastante claro el rol de una Universidad Pública y ha hecho contribuciones importantes. El aporte al proyecto del Campus JGM es muy importante en ese sentido y pienso que podría dejar una nueva contribución y dejar alguna iniciativa en el parlamento en estas materias o algunas cosas que ni siquiera requieran de ley o de decretos que pudieran ser avances en ese sentido poner este tema en la discusión en una agenda pública y que lo discuta el país. Creo que la ciudadanía entiende mucho el tema y lo va a compartir”, opinó.

También reflexionó en torno al esfuerzo que realizan hoy las familias chilenas para financiar la educación de sus hijos sin que ésta sea siempre de calidad. “Debemos hacer que ese esfuerzo económico disminuya producto de una educación pública de buena calidad y accesible. Es algo que comparte gran parte de la ciudadanía del país”.

Visite la noticia en Universia pinchando el link aquí.