Chile 21 y Flacso inauguraron ciclo de seminarios

Publicado : 14 Agosto, 2015 en Portada, Prensa


“La crisis de la política y el futuro” es el nombre del ciclo de seminarios, organizado por la Fundación Chile 21 y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO-Chile. La actividad inaugural abordó el tema “¿Qué nos pasó: los principales diagnósticos?”.

En la ocasión, el presidente ejecutivo de Chile 21, Carlos Ominami,  sostuvo que ésta es de lejos la situación más difícil de la transición, ya que nunca  antes “había sido tan grande la brecha entre las expectativas y los resultados. La amplitud de los disensos de la coalición también es mucho mayor que en periodos anteriores, lo que ha hecho  –tengo la sensación- de que las solidaridades al interior de la coalición sean más débiles a las que existían en periodos anteriores. Todo esto –añadió- en un cuadro de un fuerte deterioro de la confianza ciudadana en las instituciones”.

Sostuvo que respecto a las explicaciones de la situación, están las dificultades en la puesta en práctica de las reformas.  En este sentido, dijo que la reforma tributaria no se concentró en los más ricos; la reforma educacional partió al revés,  al tiempo que planteó la conveniencia de haber iniciado el proceso constituyente al inicio de la actual administración. “Anunciar un proceso constituyente  a un año y medio de gobierno, cuando la relación de fuerza es mucho menos favorable que la que se tenía al principio, es una idea dudosa”, dijo.

Sostuvo que ha habido diagnósticos defectuosos, por ejemplo en el dinamismo de la economía, así como también en la subestimación de la profundidad de la crisis de la confianza.

Por su parte, el director de FLACSO-Chile, Ángel Flisfisch, se refirió a cinco tesis respecto a los dilemas que enfrenta el sistema político chileno, con énfasis en las dificultades que enfrenta las instituciones políticas de este país. Se preguntó, de esta manera, cómo entender la crisis y que tan profunda es. En este sentido, sostuvo que las élites no tienen capacidad responder a las demandas. Al tiempo que enfatizó que la movilización social, observada en los últimos años, estaba más referida a las demandas corporativas que a proyectos de sociedad.

Por otra parte, Rodrigo Márquez del PNUD, planteó que la lógica de la politización -que es el tema del Informe de Desarrollo Humano 2015-   es un debate orientado a cómo decidir colectivamente y a cuestionar finalmente quien decide sobre lo político, y la discusión sobre las reglas para elegir y discutir. Sostuvo que los partidos enfrentan una crisis importante porque se han ido vaciando de política, sin tener un debate sustantivo sobre el poder y un proyecto de sociedad que ofrecer a la ciudadanía; se han autonomizado y alejado de la sociedad.

En tanto, la directora del Programa Calidad de la Política de Chile 21, Gloria       de la Fuente, dijo que la democracia chilena había que mirarla en el contexto latinoamericano. Entre los factores de la crisis política, precisó: la crisis de la elite, institucional y de sociedad, que “son los dilemas de la centro izquierda”. “La crisis del sistema político, particularmente el de la centro izquierda, no se origina en este gobierno, sino hace más de una década y tiene que ver fundamentalmente con la ausencia de la discusión sobre el proyecto de sociedad y la hegemonía al interior de la coalición”, afirmó.

“En definitiva, la crisis tiene que ver con las reglas del juego y en tan sentido, la discusión sobre cambio a la Constitución más que situarla en la legitimidad de origen, debe ser situado en el proceso social que nos lleve a una nueva definición  sobre el modelo de sociedad y un sistema político adecuado para ello”, dijo.

Presentación Angel FlisfischFLACSOCH21


CRISIS DE LA POLITICA Y EL FUTUROCRISISDELAPOLITICAYELFUTURO