Dos estudios

Publicado : 22 Junio, 2015 en Columnas Chile 21, Francisco Vidal

|por Francisco Vidal|


Mientras la agenda política se concentra  en la búsqueda de reemplazos de cargos relevantes en el gobierno, en la tramitación de reformas sustantivas como la laboral y educacional, y en la “guerrilla” permanente entre los distintos actores por el tema judicial y su relación con la política, dos estudios aparecidos durante la semana, reivindican la tarea esencial de la lucha contra la desigualdad y sus causas para construir un Chile mejor.

El primer estudio es sobre la riqueza mundial  y su aplicación  en Chile. Estudio efectuado por una de las consultoras más prestigiadas del mundo -Boston Consulting Group- que apareció en las páginas de este mismo diario el miércoles 16 del presente. De acuerdo a este trabajo, en Chile existen  5.262.000 hogares, de los cuales tienen un patrimonio financiero sobre los US$ 100 millones solo 45 hogares. Sí, lo leyó bien, 45, que representan el 0,0009 del total, pero que capturan el 10% de la riqueza total. Aún más, si considero los hogares que tienen un patrimonio financiero sobre US$ 1 millón, éstos representan 11.487 familias, que constituyen el 0,2% del total y capturan el 22% de la riqueza financiera.

Si le queda poco claro, le agrego que las familias en Chile que tienen más de US$1.000 -es decir $634 mil- son 421.694 que capturan el 45% de la riqueza total. Una indecencia los números previos. También, de acuerdo a este estudio, el 90% de los hogares chilenos tiene un patrimonio financiero inferior a los US$1.000. Si  con estas cifras no lo convencemos que la desigualdad en el país es un problema, estaríamos cometiendo un grave error.

El segundo estudio conocido esta semana es la encuesta del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social, constituido por las principales universidades del país. Este trabajo representa al 70% de la población del país, y se hizo a través de una encuesta cara a cara de 2025 casos.

Algunos resultados: Indice Gini de  Chile (51,3) comparado con Dinamarca (26); porcentaje del ingreso total del 1% más rico del año 2009, Chile -23,7-, Dinamarca -5,4-; carga tributaria como porcentaje del PIB, Chile -21,4- Dinamarca, 47,2. En términos comparados, Chile es un país que tiene alta desigualdad del ingreso, concentración en la parte alta de la distribución y carga tributaria moderada para su nivel de ingreso.

Pero la encuesta también nos muestra respuestas interesantes. Por ejemplo, el 89% piensa que lo más importante para surgir la vida es la educación. En otra respuesta, para el 66,8% en Chile no existe igualdad de oportunidades. Consultados sobre la afirmación respecto a que una de las principales razones de la desigualdad es que los empresarios pagan poco a sus trabajadores, el 83% está de acuerdo. Por otra parte, ante la consulta  sobre que las personas con ingresos altos deben pagar más impuestos, el 82% está de acuerdo. En este mismo tema, el 63% estima que las personas de altos ingresos pagan bajos impuestos. Para el 93% de los chilenos encuestados las diferencias de ingresos en Chile son demasiado grandes; y para el 85% de los mismos, el gobierno debería hacer algo para reducir  las diferencias de ingresos entre ricos y pobres.  Algunas de las conclusiones de este estudio del COES señalan lo siguiente: “los chilenos creen más en la importancia de la educación propia, el esfuerzo y la ambición individual para surgir en la vida que en circunstancias adscriptivas, al mismo tiempo perciben una sociedad con una escasa igualdad de oportunidades, cerca del 85% de los entrevistados cree que los empresarios pagan salarios bajos y que las empresas ganan a costa de los consumidores, entre otras conclusiones”.

Analizando los resultados de ambos estudios, se reivindica el programa de la Presidenta Bachelet y la Nueva Mayoría, sobre todo en la reforma tributaria, en la reforma educacional, y en la reforma laboral.