Carlos Ominami en encuentro sobre desafíos climáticos realizado en el Senado francés

Publicado : 09 Junio, 2015 en Portada, Prensa


“Europa-América Latina y Caribe: miradas cruzadas sobre el desafío climático, desde local a lo global”, se denominó el seminario en el que participó el presidente ejecutivo de Chile 21, Carlos Ominami, y que fue organizado por el Instituto de las Américas (IDA); y con la colaboración del Instituto Francés de Estudios Andinos (IFEA);  y la Fundación Unión Europea-América Latina y el Caribe (EU-LAC).

En la actividad, realizada en el Palacio de Luxemburgo, sede del Senado francés, Carlos Ominami  participó en el panel “Políticas nacionales e internacionales de medio ambiente, integración regional y globalización”. También participaron: el director encargado de relaciones internacionales de la Universidad Sorbonne París Cité, Sébastien Velut; Gaël Giraud de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD); Walter Schuldt, director de asuntos estratégicos en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ecuador; David Wilk, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID); Teresa Ribera de la Secretaría de Estado de Cambio Climático de España y Guy Edwards, profesor-investigador de la Universidad de Brown (EE.UU).

Ominami resaltó que en el seminario estuvo presente –entre otros- Laurence Tubiana, embajadora encargada de la negociación sobre el cambio climático, representante especial para la conferencia París 2015. En la oportunidad, el presidente ejecutivo de Chile 21 sostuvo que hay una  gran dificultad de parte de los economistas para entender el problema de cambio climático. “Sigue -desgraciadamente- preponderando el enfoque tradicional sobre crecimiento, sin entender que este modelo tiene externalidades negativa que son enormes”.

“En el caso de Chile si no se generan cambios importantes, la emisión de gases con  efecto invernadero continuará  aumentando a un ritmo significativo, y la temperatura  incluso al horizonte del año 50, aumentará por sobre los 4 grados en una región como Valparaíso, con todos los desastres que eso pudiera traer como consecuencia”, agregó.

El presidente ejecutivo de Chile 21, hizo presente que  nuestro país está haciendo esfuerzos importantes para establecer unilateralmente compromisos y un aporte a la estrategia de enfrentamiento al  cambio climático. “En todo caso hay que entender que países como Chile son contaminadores muy marginales, pero que pueden jugar un papel conceptual significativo, como ejemplo, y ser factores de presión sobre los grandes contaminadores, porque finalmente una estrategia exitosa no puede ser simplemente una estrategia que se apoye en el ejercicio de la alta diplomacia, involucrando a países como China, la Unión Europea y  Estados Unidos”.

Ominami planteó la necesidad de un movimiento amplio porque esa es la única forma de  generar  la fuerza para enfrentar intereses muy poderosos que buscan mantener el actual modelo. “A su vez se requiere de todos los países porque finalmente más allá de la COP 21 en París, que esperamos tenga resultados positivos,  seguirá planteada una cuestión que nos compete a todos: el modelo de crecimiento”, dijo.