Seminario analizó el momento político y los estudios de opinión en el país

Publicado : 29 Mayo, 2015 en Portada, Prensa


“Momento político y social en Chile: lo que nos dicen los estudios de opinión”, fue el nombre del seminario realizado en la Fundación Chile 21, y organizado por el Programa Calidad de la Política del centro de estudios progresista, en la que participaron –entre otros-  Roberto Izikson, gerente de asuntos públicos y comunicaciones de CADEM; y Alberto Mayol, sociólogo, analista  y académico de la Universidad de Santiago.

En la ocasión, Izikson sostuvo que nuestro país está en un proceso de definición, el que se inició con una transición desde un país pobre a uno de clase media. Sostuvo que  hoy “tenemos un ciudadano y consumidor que tiene otros intereses y comportamientos”. Añadió que el valor de la libertad hoy no es transable. Sostuvo que existe una sensación de abuso “transversal y que es una amenaza que tenemos que enfrentar”. Resaltó asimismo el aumento en el nivel de desconfianza. “El malestar ciudadano estaba radicado sobre lo público. La política y la empresa se las ha arreglado para entrar en las casas de las personas, y creo que hoy el estado de ánimo personal se está viendo afectado”, dijo.

Recalcó  que el cambió “que ya fue” se desarrolló en el ámbito de la libertad política, económica, cultural y de asociatividad. “Hoy día se instaló un código dentro del ADN del ciudadano –consumidor chileno, donde la libertad ya es parte de nosotros y no es transable”, dijo. Agregó que las amenazas del nuevo ciclo son: la desigualdad, el abuso y la desconfianza, aspectos que pueden atentar contra “el éxito del nuevo ciclo político-social en Chile”.

Hay tres preguntas que son claves que van a condicionar el nuevo ciclo: ¿cuál es el tipo de sociedad que queremos?; ¿la empresa y la política serán capaces de reconstruir la confianza de los  consumidores y ciudadanos? Y si ¿la institucionalidad política, social y económica vigente  es o no capaz de encausar las demandas ciudadanas?

Por su parte, Alberto Mayol, sostuvo que la mayor parte de los estudios en el país están diseñados a partir de lo que denominó “dilema salud-enfermedad” de los actores y los gobiernos. “Es verdad que algunos estudios de opinión recavan algunos datos sobre elementos normativos, que permiten procesos más sofisticados”. Agregó que gran parte de las conclusiones que se instalan hoy no han sido medidas. Sostuvo que muchos de los análisis suelen ser  “poco arriesgados, no se postulan hipótesis relevantes y se quedan en el ambiente de la descripción”. “¿Por qué las hipótesis que construimos son moderadas? Creo que tiene que ver con la tendencia a que muchos de los estudios se hacen  a partir de organizaciones que tienen relación directa con el sistema político, y por lo tanto, mucha de la moderación  diplomática de la política pasa a la investigación”.

“Creemos que es importante aumentar el foco en variables de mediano plazo y que permitan observar  ciertas dimensiones de procesos sociales de mayor alcance”, dijo.  Destacó también el papel que juega la desigualdad en nuestro país.

Seminario analizó el momento político y los estudios de opinión en el país

“Cuando los estudios de opinión no pueden dar cuenta por si solos  de todos los detalles del ciclo social y político  de Chile, claramente son instrumentos irrelevantes que hasta hoy  hemos estado utilizando de un modo muy discreto. Podrían ser mejor utilizados este conjunto de datos”, concluyó.