Académico Carlos Quenan expuso sobre situación de Latinoamérica

Publicado : 24 Abril, 2015 en Portada, Prensa


Un completo análisis  de la situación política, social y económica de la región, hizo el académico del Instituto de Altos Estudios de la América Latina de la Universidad París III Sorbonne Nouvelle, Carlos Quenan, en el contexto de la conferencia internacional “América Latina: tiempos difíciles”.

Al respecto indicó que el balance del reciente ciclo de expansión económica de América Latina es, en términos generales, positivo en el plano macro-financiero y social.

Añadió que en los tiempos difíciles de la segunda mitad de la actual década, la agenda latinoamericana “está cargada”. “A las asignaturas pendientes de la fase de expansión se agregan los desafíos y riesgos resultantes de un período de restricciones presupuestarias y condiciones menos favorables para el progreso social”, dijo.

Sostuvo que abordar las múltiples demandas  en un contexto de crecimiento mediocre “requiere que, según las especificidades de cada país, se concreten pactos nacionales por la diversificación productiva, el progreso social y la renovación de la democracia”.

El problema –dijo- es que los pactos “se ven  dificultados sobre todo allí  donde hay más necesidad, los países que están más polarizados”, enfatizó el académico.

Por su parte, el también académico y director del Programa Económico de Chile 21, Gonzalo Martner, sostuvo que  América Latina  perdió presencia en el contexto global. Agregó que se vivió un ciclo positivo, sin embargo fue mucho más favorable para otras regiones, como  África.  Precisó que hubo un incremento generalizado de la carga tributaria, pero resaltó que el promedio es bastante bajo.

Añadió que el tema es que no se han podido producir las grandes promesas de la democracia, al tiempo que enfatizó que el crecimiento económico entre 2003 y 2008 en la región  “no es un gran milagro”.

En tanto, el periodista y oficial de Asuntos Políticos de la CEPAL, Guido Camú, dijo que América Latina no es la región más pobre, pero sí la más desigual. Es así que el índice Gini es “peor que la de Africa subsahariana”

Comentó que existen restricciones endógenas, como el empleo informal de baja productividad; el crecimiento económico menor; una  baja inversión; y reducción del dinamismo de la lucha contra la pobreza. “En los últimos tres años la pobreza se estancó”, dijo.

“Para mirar el fenómeno de mejor manera es necesario hablar de vulnerabilidad y no de pobreza. No hay más de 5 países en AL en que la mitad de la población no sea vulnerable. Quien no tiene ingresos superiores al 1,8% de la línea de la pobreza tiene una alta probabilidad de caer bajo la línea de la pobreza.”, sostuvo.

Cabe consignar que la actividad fue moderada por la investigadora asociada al centro de pensamiento, Bet Gerber; y presentada por el director del Programa Internacional de Chile 21, Jaime Ensignia.

 

PRESENTACIÓN CARLOS QUENAN