¿Doble discurso oficialista?

Publicado : 30 Abril, 2009 en Prensa

La reciente decisión del candidato de la Alianza por Chile de realizar un fideicomiso voluntario fue ampliamente criticada por la Concertación, donde abogaban incansablemente por una separación clara entre los negocios y la política. Por eso, los antecedentes revelados por el diputado de Renovación Nacional, Nicolás Monckeberg, acerca de la participación del abanderado del oficialismo en reuniones accionarias, incluso cuando era Presidente de la República, no dejó de causar extrañeza en todos los sectores políticos.

Ad portas de una nueva polémica, el abogado Francisco Zúñiga, encargado del programa legislativo de la Fundación Chile 21, enfatizó que no existe incompatibilidad alguna en el hecho de que Eduardo Frei realizara juntas accionarias en su casa mientras era la máxima autoridad del país.

Según explicó el jurista, la Constitución vigente permite que cualquier persona sea accionista de una sociedad abierta o cerrada, basándose en la libertad económica, y en el caso de una autoridad pública, incluso la figura presidencial, no hay limitaciones de ningún tipo.

“Lo único que podría hacer la ley sería establecer límites en este sentido o requisitos para algunas funciones públicas. En la actualidad, la legislación no establece limitaciones a la propiedad de sociedades anónimas abiertas o cerradas por parte del Presidente u alguna otra autoridad  pública”, puntualizó el abogado.

Distinto será el caso, indicó Zuñiga, cuando entre en vigencia la ley de fideicomiso ciego y calidad de la política, la que incluiría ciertas restricciones de este tipo a los funcionarios públicos, en especial a diputados, senadores, ministros y el Presidente de la República.

En la misma línea, el abogado experto en derecho económico de la Universidad de Chile, Rodrigo Rojas, explicó que “técnicamente no hay incompatibilidad porque él no ha constituido ningún tipo de fideicomiso y en consecuencia no ha perdido su condición de accionista y por lo mismo, no tiene ninguna imposibilidad de participar”.

Según Rojas, es fundamental que este tipo de actitudes sean modificadas y para eso se debe promulgar de la ley de fideicomiso ciego y calidad de la política, que obliga a las altas autoridades tener restringida su intervención empresarial mientras ejercen sus cargos en el Estado.

Esta información revelada por el diputado de Renovación Nacional, Nicolás Monckeberg dejó bastante mal parado al ex Mandatario, quién insistentemente ha repetido que se debe separar los negocios de la política, e incluso criticó a Piñera por no desprenderse de todas sus inversiones.

Al respecto, el cientista político de la Universidad de Chile, Guillermo Holzman, indicó que el comando de Frei debe aclarar esta situación lo antes posible, pero advirtió que de todas formas esto tendrá un impacto negativo en su campaña política.

”Mientras antes el senador Frei o su comando aclare o simplemente acepte que esto fue así, mejor. Sin lugar a dudas, va a significar un impacto negativo en la argumentación y en el diseño del discurso que Frei ha mantenido hasta ahora. En esa perspectiva, sería importante para ir avanzando ya cerrar ese tema y dejarlo adecuadamente establecido para la ciudadanía”, dijo el académico

Holzman agregó que el candidato del oficialismo ya no podrá referirse de la misma forma a la relación entre la política y los negocios, pero los antecedentes que dice tener el parlamentario Monckeberg, debe hacerlos públicos y dejar en claro cuándo se realizaron estas reuniones, a qué empresas pertenecía la junta accionaria y cuál fue el rol específico del senador DC en estas citas.

Vea la noticia en Radio Universidad de Chile aquí