Robert Boyer: “La banca en las sombras está extendida y es riesgosa porque puede contagiar a los bancos formales”

Publicado : 12 Noviembre, 2014 en Portada, Prensa

|por Cecilia Correa – PULSO.cl|


Robert Boyer, conocido por ser uno de los principales artífices de la Escuela de la Regulación, ha estudiado cómo las estructuras económicas y sociales se transforman en el largo plazo, adoptando una aproximación institucionalista. 

El economista francés cree que no se puede responsabilizar al Estado de Bienestar por la crisis de la zona euro, y que ahora el viejo continente debe realizar reformas que modernicen el Estado y se disminuya la brecha entre el norte y el sur, uno de los principales riesgos para la integridad del euro. Aunque reconoce que desde la crisis la regulación ha avanzado y que las autoridades están más conscientes de los riesgos, todavía quedan lagunas por resolver y los peligros de nuevas crisis no están descartados. 

“La estabilidad política y el capitalismo necesitan de un Estado de Bienestar”, dijo en su presentación en el seminario “Crisis de la Sociedad de Mercado”, organizado por Chile 21.

Han pasado seis años desde el estallido de la crisis financiera. ¿Qué lagunas quedan en materia de regulación al sistema financiero en EEUU?

La ley Dodd Frank no es perfecta, no controla todo. Los republicanos, que dominan hoy el Congreso de Estados Unidos, están bloqueando todos los decretos formales que derivan de la ley de seguridad financiera, de modo que el sistema casi no ha cambiado, con la excepción de que se están imponiendo multas a los (delitos) de Wall Street, el sistema no ha cambiado en relación a la especulación. 

O sea, ¿todavía hay riesgo de otra crisis financiera?

Hay un riesgo. El único cambio (tras la crisis de 2008) es que el banco central conoce muy bien el riesgo. La dificultad es que existen bancos en las sombras (shadow banking), donde se desarrollan otras instituciones que funcionan sin el permiso de la autoridad pública y que no tiene relación con el sistema federal, que desconoce la posición que tienen. Esta banca en las sombras está extendida y es riesgosa porque puede contagiar a los bancos formales y hacerlos caer en una depresión. 

¿Cuál es el futuro que le ve al Estado de Bienestar?

El futuro está en China, donde se está creando un gran Estado de Bienestar. En Europa, este va muy bien en Dinamarca, Suecia y Finlandia, y no tan bien en Francia, España e Italia. La opinión pública tiene un gran cariño por el Estado de Bienestar, que es la definición de Europa. Y se están generando peleas para defenderlo y ya hay propuestas para modernizarlo. En España, por ejemplo, el partido Podemos propone una renta básica, es decir, que cada persona tiene por asegurado un ingreso durante toda su vida dependiendo del status de su trabajo. En el caso de China, para los casos de volatilidad económica, se necesita crear un seguro colectivo. En el pasado era la familia, en el presente es el Estado de Bienestar en la sociedad. 

Pero una excesiva regulación y burocracia ¿no pone en riesgo la libertad de la iniciativa privada?

La privatización restringió el papel del Estado, de manera que la cuestión no es el volumen sino la calidad del Estado. Me parece muy importante tener un control prudencial de los bancos para enfrentar crisis financieras. La eficiencia del sector público es el secreto de los países del norte. En el caso de Dinamarca, el 50% del PIB se va al sector público, o sea, si hay un mal manejo, las consecuencias malas las va a tener el sector privado. De tal manera que buscan una modernización del sector  público para que sea eficiente, y a través del control público, garantizar la viabilidad del régimen financiero. La educación es una cuestión pública y tiene un papel tremendo en la economía del conocimiento. Es bueno que el estado propicie normas, si no hay desigualdad. La cuestión no es tanto la desaparición del Estado de Bienestar, sino que el cambio de uno a otro. 

¿Cómo se da esta transición?

La transición vendrá por la innovación técnica, una forma de política industrial de innovación. 

En América Latina tenemos estados extensivos pero algunos países atraviesan por un bajo crecimiento y productividad… 

La dificultad de Latinoamérica es la maldición de tener tantos recursos (naturales). Fui estudiante en Japón, donde hubo un auge tremendo del precio del petróleo en el ’73 y los japoneses se quejaban de que no tenían energía y que iban a irse a la bancarrota. Pero decidieron invertir en la innovación, en ingenieros, técnicos, científicos. Su éxito viene de la ausencia total de materias primas. El drama de Brasil es que tiene petróleo de largo plazo y soya, y la tasa de utilidad es mucho más alta en los recursos primarios, pero estas ganancias deberían transferirse a la innovación y a la investigación científica.

En Chile se aprobó una reforma tributaria y se está discutiendo una reforma educacional, que ha sido muy criticada por parte del empresariado. ¿Estamos en el camino correcto?

Todo depende del manejo de la reforma. Si el empresariado no cree que el plan funcione, el plan no va a funcionar. Las demandas de los chilenos son claras y no funcionó bien el antiguo sistema. Se necesita una alta capacidad administrativa y el gran desafío es la transición: con la privatización de la educación es muy difícil seguir compitiendo con un sistema público eficiente, porque si la mayoría de las escuelas son privadas, va a ser difícil organizar un sistema público más eficiente. La gran dificultad es si hay desaceleración del crecimiento, porque en periodos de alto crecimiento todo va a bien, pero en recesión falta el dinero. Las reformas tienen que ser contracíclicas. Es una cuestión de “timing”.

Las reformas coinciden con la desaceleración del país, ¿estamos en un mal “timing” para hacerlas?

El menor crecimiento se da en casi todas las economías. En Brasil, en Argentina, en China hay desaceleración y en Europa hay un estancamiento, y dado que la economía chilena es muy dependiente de la economía internacional, no es tanto la culpa de un mal manejo, sino que de la economía mundial. 

¿Cuáles son los principales riesgos que ve en la economía mundial?

El primer riesgo es que Europa no logre manejar de nuevo la especulación. El otro riesgo lo veo en la sobreacumulación en China, que para financiar infraestructura los gobiernos municipales tienen deudas enormes para tratar de impulsar el crecimiento. El riesgo es que haya un mal manejo en ese país y que, a pesar del poder que tiene el Partido Comunista, no sea capaz de solucionar una depresión. Y el tercero es que con el término del alivio cuantitativo en EEUU, un mal manejo del alza de las tasas de interés produzca una nueva recesión. Es decir, puede que el alza de tasas se realice en un mal momento en los dos años que vienen.