Sistema de pensiones es analizado en profundidad

Publicado : 25 Julio, 2014 en Portada, Prensa


Una completa revisión al sistema de pensiones en Chile y las diferentes alternativas para su mejoramiento fueron los temas centrales en el seminario “Un nuevo paradigma en el sistema de pensiones en Chile”, encuentro organizado por las fundaciones Chile 21 y Friedrich Ebert, y la Asociación Nacional de Empleados Fiscales, ANEF.

La actividad -que congregó a un importante número de asistentes- contó con las exposiciones de Gonzalo Cid, representante de la Subesecretaría de Previsión Social; del presidente de la Comisión de Trabajo de la Cámara Baja, diputado Tucapel Jiménez; del sociólogo Jaime Ruiz-Tagle; y del economista y académico, Gonzalo Martner.

En la ocasión Gonzalo Cid, jefe de la Dirección de Estudios Previsionales de la Subsecretaría de Previsión Social, sostuvo la necesidad de ir generando un sistema de seguridad social que responda a las necesidades del país. Agregó que Chile tiene un sistema precario que no es capaz de entregar pensiones tal como se prometieron. Agregó que el programa de gobierno apunta en áreas que mejoran el pilar solidario y en cambios al sistema de capitalización individual, entre otros. “La comisión de expertos es tal vez el elemento más relevante de lo que uno pudiera señalar para apuntar a un nuevo paradigma de pensiones, pues ellos tienen como objetivo hacer un diagnóstico global del sistema”, dijo.

Por su parte, el diputado Jiménez se refirió entre otros al proyecto de creación de AFP estatal. Indicó que es el inicio de un cambio más profundo. Añadió que espera que la comisión Bravo concluya en una modificación al sistema de pensiones.

En tanto, el presidente de la ANEF, Raúl de la Puente, sostuvo que se demanda un sistema previsional para una vejez digna, fundado en la solidaridad, que elimine la concepción mercantil del sistema.”No al lucro y si al derecho”, recalcó el dirigente.

El sociólogo Jaime Ruiz Tagle sostuvo que la solución de los problemas del tema previsional es de muy largo plazo. En este sentido se refirió a lo que denominó siete pecados capitales de las AFP: La promesa de una tasa de remplazo del 70%; la existencia de un sistema que no es competitivo; la imposibilidad de reducir las tasas de ganancias; la imposibilidad de una cobertura suficiente de los trabajadores ocupados; no se ha logrado un sistema adecuado de participación de los trabajadores como plantea la OIT; dificultades en la rentabilidad; y no ha logrado ganarse la confianza de los afiliados.

Por su parte, Gonzalo Martner puso énfasis en los objetivos de lo que debiera tener una política previsional adecuada. Sostuvo que ello debe ser “que nadie quede sin recurso csuando se está en la vejez, y que a la vez esos recursos tengan una proporción suficiente respecto a los ingresos previamente obtenidos”.

Martner agregó que debe haber un primer pilar inminentemente solidario con una fuerte connotación de género. Asimismo se manifestó a favor de un sistema de reparto. “Es decir, aquel sistema que los asalariados construyen sobre la base de cotizar una proporción de sus ingresos bajo un sistema de solidaridad intergeneracional. Los que hoy trabajamos financiamos a nuestros padres con el compromiso de nuestros hijos de financiarnos a nosotros cuando dejemos de trabajar”, dijo.

Añadió que un tercer pilar del sistema pudiera ser uno voluntario, al tiempo que se refirió también a un conjunto de prestaciones en beneficio a los jubilados, que permitan mantener el vículo entre las generaciones y que mejoren la intregración de la tercera edad en nuestra sociedad.

Sistema de pensiones es analizado en profundidad

Sistema de pensiones es analizado en profundidad