Nuevo ciclo y calidad de la democracia en Chile

Publicado : 26 Mayo, 2014 en Columnas Chile 21, Portada, Prensa

|por Gloria de la Fuente –
Directora del Programa Calidad de la Política|


El discurso del 21 de mayo recién pasado terminó de ratificar la existencia de un nuevo ciclo político en Chile, en un país que hasta ahora había estado marcado profundamente por la lógica que surgió a partir de las condiciones de la transición a la democracia en Chile que consolidó la existencia de una primera minoría vigilante, guardiana del modelo heredado por la dictadura en sus aspectos políticos (la constitución, los partidos y el sistema electoral), económico (un modelo económico excesivamente abierto) y social (altamente desigual).

En efecto, durante más de veinte años muchos temas estuvieron excluidos de la agenda pública por el sólo hecho de ser percibidos como una amenaza a la mentada gobernabilidad política en nuestro país. Estabilidad que, por cierto, se generó en condiciones donde quienes se vieron impedidos a pactar, debieron aceptar las condiciones de asimetría de este acuerdo y la inamovilidad de muchos elementos en el sistema post dictadura con tal de evitar la vía violenta hacia la democratización.

Fue en ese cuadro que hablar de cambio a la Constitución, de aborto, de reforma tributaria o de cambio al binominal era impensable en la lógica de la democracia que surgió en 1990, pero que constituyó siempre un anhelo en los sectores de centro izquierda progresista en Chile.

Hoy existe una nueva esperanza y ello requiere la unidad del Ejecutivo, del mundo parlamentario, de los partidos políticos y también de la ciudadanía para llevar adelante la agenda transformadora que se ha propuesto en gobierno de la Presidenta Bachelet. Sólo así este nuevo ciclo político tendrá un verdadero impacto en la calidad de nuestra democracia y la Nueva Mayoría será más que un conglomerado político exitoso electoralmente.