Enrique Dávila: “ENAP será clave a la hora de entregar mayor protagonismo al Estado en materia energética”

Publicado : 23 Mayo, 2014 en Noticias, Portada, Prensa


|por Sergio Sáez – Pulso.cl|


Seis años han pasado desde que el economista Enrique Dávila dejó la gerencia general de ENAP. Hoy, desde la presidencia del directorio de la Fundación Chile 21, el ex titular de la estatal accedió a exponer sus puntos de vista sobre la Agenda Energética, sobre el futuro de la petrolera y sobre su gestión a cargo de la compañía.

Dávila asegura que “capitalizar ENAP será clave a la hora de entregar un rol más protagónico al Estado en materia energética”. Pero no sólo eso, el ex ejecutivo considera que en la actualidad están todas las condiciones para transformar a la empresa en un verdadero articulador del sector, condiciones que a su juicio durante su gestión no existieron.

Repasando una serie de apuntes y con un aire más académico que el de fines de los noventa, Dávila afirma que ahora existe apoyo político para cambios profundos en el sistema.

¿Considera que la agenda energética implica cambios sustanciales?
Por primera vez después de 30 años en este país se explicita que el sistema de energía basado en la oferta y la demanda como sustento de desarrollo merecía un cambio. Acá se reconoce que el Estado debe tener un rol mayor en la planificación energética, tendencia que es reconocida en todos los países del mundo.

¿Cuál es su crítica al sistema?
Los resultados de este modelo que está agotado evidencian una concentración de empresas en cuanto a la oferta energética, en particular de la generación eléctrica. Esto no cumple con los criterios de competitividad que debe haber y más bien hemos sido testigos de una concentración.

¿Pero cómo se plasma esto en el mercado?
Esto ha provocado que los precios se encuentran en los niveles actuales, los proyectos se realizan en  base a rentabilidades y si esa rentabilidad no es la adecuada para las empresas que dominan el mercado de la oferta, significa que los proyectos no se hacen. Por eso yo creo que hasta la fecha el desarrollo energético seguro y con costo razonable ha fracasado.

¿Qué le parece el rol que se le asignó a ENAP en la agenda?
ENAP ha jugado un rol muy importante en los últimos 60 años en materia energética en nuestro país y también lideró la consolidación de GNL en Quintero, proyecto  que impidió que el país cayera en un black out producto de la reducción del gas argentino, es bueno que se reconozca.

¿Qué opina de la capitalización?
Capitalizar ENAP es algo que corresponde. Mucha gente cree que las empresas públicas no deberían existir, pero creo que el rol de la ENAP es importante en la historia económica del país. Fortalecerla mediante la capitalización permitirá que sea más eficiente, que sea más moderna y que contribuya en la agenda.

A su juicio, ¿qué elementos impidieron que en su gestión se disminuyera la deuda de la compañía?
En un momento ENAP tuvo que asumir un mayor costo cuando se enfrentó la crisis de 2008 y 2009, ahí subió su nivel de endeudamiento. Además debemos tener claro que el nivel de deuda de ENAP dependerá siempre del precio del petróleo. Por eso creo que los US$400 millones (de capitalización) vendrán a paliar en parte estos mayores costos que tuvo en su momento, y que lo reconozco, tuvimos que asumirlo.

¿La compañía estaba más expuesta?
Evidentemente. Ahora, creo que esta capitalización es una muy buena señal, crecerá la capitalización de la empresa y la va a fortalecer desde el punto de vista financiero.

Ahora, a su juicio ¿cuáles son las claves para avanzar?
Los márgenes de refinación son pequeños, por eso hay que ser muy eficiente en tres cosas. La primera, a qué nivel se trabaja con las refinerías, ojalá sea a un 90% para que los costos fijos sean cubiertos. Ser el más importante abastecedor en la distribución, que la empresa tenga una política comercial bien hecha y dar seguridad energética para el país.

¿Considera que ahora hay más apoyo para hacer cambios que antes?
Se ve  apoyo. Se plantea como un objetivo transversal validar la Agenda Energética. En el caso del Parlamento ya se hizo un diagnóstico, ahora habrá mucho apoyo político y de parte del Congreso.

¿Cómo ve a Tokman a cargo de ENAP?
Lo conozco y lo veo muy bien, es un hombre muy capaz.

Se habla de bajar los precios, pero se pone énfasis en GNL, que es más caro, ¿considera que hay una contradicción?
Se puede lograr. Creo que a nivel internacional habrá un incremento de la oferta de gas, desde ese punto de vista creo que habrá una mayor disponibilidad. El GNL está en una tendencia a la baja en el precio y siempre va a competir con el carbón. En el caso chileno creo que el GNL modificará el costo marginal calculado en base al diesel, ya que el petróleo hoy está sobre los US$100 el barril.

En la industria hay quienes no están de acuerdo con ese planteamiento.
Las opiniones que se dan a veces tienen que ver con los intereses que se defienden. Es lógico que las empresas que se dedican a quemar carbón vayan a defender sus centrales y no apoyarán el GNL. El rol de ellos debe ser usar tecnologías que mitiguen el impacto que genera ese combustible. La tecnología está, el ministro Pacheco tiene razón, hay que invertir en mitigar o pagar impuesto, es una u otra.

¿Cómo evalúa la idea de un nuevo terminal de GNL en el sur?
Creo que la demanda del sur amerita desarrollar un proyecto de GNL adicional, con esto se cumple con la cobertura en la costa del país. Es un anunció lógico en el cual ENAP puede jugar un rol importante.

Se habló de los proyectos del plan de obras de la CNE, ¿a su juicio faltó apoyar iniciativas con nombre y apellido?
Si es por HidroAysén, creo que si el proyecto cumple con todos los requerimientos será  perfectamente viable. Pero creo que el gran problema que tiene HidroAysén, es que lo conforman dos empresas que son las que tienen la oferta eléctrica mayoritaria en el modelo que hoy se quiere cambiar, un  modelo que ya no sirve. Es inevitable ver a Hidroaysén como un proyecto concentrador, pero eso lo verá la autoridad ambiental.