Chile 21 entrega evaluación legislativa de Sebastián Piñera y pone énfasis en envío exprés de proyectos de ley

Publicado : 13 Marzo, 2014 en Portada, Prensa


Un total 26 inciativas legales envió el pasado gobierno al Congreso pocos días antes de finalizar su periodo, así se desprende del informe final de evaluación legislativa 2010-2014, que entregó hoy la Fundación Chile 21.

Estos Mensajes, enviados al Congreso para su tramitación, fueron remitidos entre los meses de enero y marzo del presente año, aumentando con ello en un 81% el número de proyectos presentados en relación a igual fecha del año anterior. “Esto constanta que en la recta final se privilegió el envío de proyectos de ley con escasa posibilidad de ser aprobados. En la lógica, que no es muy sana, del checklist”, sostuvo la directora ejecutiva de la Fundación Chile 21, María de los Ángeles Fernández.

En los 4 años de gobierno, se han enviado 400 proyectos de ley al Congreso Nacional. De ellos, 204 se han convertido en ley; 20 están en espera de promulgación presidencial y 160 proyectos se encuentran en etapa de tramitación. Sólo 17 han sido rechazados o retirados por el Ejecutivo de la discusión en el Parlamento.

De este modo, de los 400 proyectos de ley del Ejecutivo, un 51% han sido aprobados y un 41% de ellos, aún se encuentran en trámite. Cabe consignar que de los 160 proyectos presentados y que se encuentran en el Congreso, un 32% están con urgencia calificada de suma.

Un gobierno con minoría parlamentaria en ambas cámaras, que mande 400 proyectos de ley y saque como ley 200, y solo 17 sean rechazados, es la oposición más colaboradora de las últimas décadas”, dijo el ex ministro Francisco Vidal.

En tanto, el presidente honorario de Chile 21, Carlos Ominami, dijo que hay proyectos emblemáticos del gobierno de Sebastián Piñera, que su coalición no estuvo en condiciones de respaldar, “probablemente el Acuerdo de Vida en Pareja es uno”, dijo. “Y en segundo lugar, y es muy evidente con la llamada legislación exprés, que también se enviaron proyectos a sabiendas que el nivel de aprobación que esas iniciativas podían alcanzar eran bajos. Por tanto entonces, había una cierta pirotecnia legislativa que no era muy consistente con la posibilidad que esos proyectos sean efectivamente aprobados”.

Por otra parte, la directora ejecutiva de Chile 21, María de los Ángeles Fernández, sostuvo que “a pesar que el pasado gobierno muestra cierta eficacia legislativa, hay proyectos emblemáticos de la pasada administración que no se cumplieron, y que serán tarea de la actual administración el evaluar y ver que harán con ellos”.

Entre estas inciativas, se destacó: el sistema nacional de capacitación; la creación de la Agencia Nacional de Medicamentos; la creación de la Superintendencia de Educación Superior; la creción de la Agencia Nacional de Acreditación; el nuevo Código Procesal Penal; la reforma constitucional que permite el voto de chilenos en el extranjero; el establecimiento de la iniciativa ciudadana de ley; el establecimiento del Sistema Nacional de Emergencia y Protección Civil; y el Acuerdo de Vida en Pareja, entre otros.