Invitación: SEMINARIO “ARICA Y SU VOCACIÓN DE DESARROLLO”

Publicado : 17 Mayo, 2013 en Agenda

Invitación: SEMINARIO “ARICA Y SU VOCACIÓN DE DESARRLLO”

El Gobierno militar hizo frente a la amenaza de invasión por parte del Perú en los primeros años de la década de 1970, con una estrategia que contemplaba retirarse hasta la Quebrada de Camarones, superando de esa manera la falta de profundidad estratégica del país. Pasado el peligro, ese esquema se hizo permanente, trasladando hacia Iquique las antiguas facilidades y exenciones del puerto de Arica, hasta conformar un modelo geopolítico alrededor de una nueva frontera, un límite interior no solo físico, sino que edificado sobre la fragilidad del subdesarrollo, el centralismo del Estado chileno, la carencia de políticas equilibradas para el conjunto del territorio y el neoliberalismo imperante.

Tal como sucedió en la colonia con el fin de los embarques de la plata de Potosí, al cerrarse el ciclo histórico abierto el 25 de julio de 1953, cuando el Presidente Carlos Ibáñez del Campo declaró a Arica puerto libre, cesó la promoción de iniciativas económicas, turísticas y sociales en la zona, tales como la pesca industrial, la construcción de la Central Hidroeléctrica de Chapiquiña, el Aeropuerto de Chacalluta y el Casino. Era una época donde prevalecía el modelo de sustitución de importaciones, por lo que diversas estrategias de fomento permitieron instalar empresas de armado de automóviles y televisores, que atrajeron capitales y mano de obra a una ciudad que se caracterizaba por su dinamismo.

Más allá de aplicar un plan de defensa, justificable o no ante la inminencia de una invasión, prolongar la situación en el tiempo convirtió a Arica una víctima condenada a ser menos que el resto, a décadas de abandono y a unos pocos años de preocupaciones bloqueadas por intereses, prejuicios ideológicos, falta de voluntad o simple desidia.

Este caso pone en evidencia la falta de conciencia territorial de nuestro Estado, la ausencia de planificación para el desarrollo y la escasez de creatividad para generar instrumentos activos que estimulen el aprovechamiento de las ventajas que poseen las regiones extremas de Chile. El mercado no puede solucionar lo que su propia imperfección limita, por lo que corresponde a las instituciones públicas forjar las condiciones que eviten la existencia de áreas deprimidas y espacios vacíos, más allá de la presencia militar o de otras consideraciones de seguridad que no se avienen con el progreso de la población que las habita.

El paso de una “Ciudad Internacional” a un “Fortín Militar” no ha traído más que despoblamiento y un crecimiento exiguo que eventuales emprendimientos mineros, agrícolas o de cualquier otra índole parcial no lograrán superar. Por lo que ¿es posible persistir en un diseño que condena a languidecer a una parte fundamental de nuestro país?, ¿puede surgir sin políticas especiales de estímulo un espacio relativamente aislado y lejano del centro político y económico de la nación?, ¿son suficientes aquellos proyectos que establecen franquicias específicas cuando Arica se encuentra rodeada de Zonas Francas (Tacna, Iquique y Oruro)?

Chile no ha facilitado que Arica encuentre su vocación de desarrollo, elabore un proyecto y pueda llevarlo a la práctica, debido a que el carácter centralizado de su Estado privilegia consideraciones de seguridad por su condición fronteriza, en desmedro de las dinámicas generadas por la apertura al mundo, la cercanía de Perú y Bolivia, y el espacio que une a los océanos Atlántico y Pacífico con Asia.

Arica no podrá surgir si se sigue impidiendo el paso fluido de bienes, servicios, capitales y personas a la región, si no se eliminan todas las barreras arancelarias y para arancelarias, si no se construye la infraestructura básica necesaria, si no se sale a buscar las inversiones requeridas, si no se capacita a la población para hacer frente a las nuevas demandas, si no se resuelven de una vez los problemas y se emprende un proceso de integración real con los países vecinos, estableciendo una alianza público-privada que viabilice la construcción de un Área de Prosperidad Compartida (APC), que se extienda hacia el sur peruano, el oeste boliviano y al resto de las regiones del norte chileno, capaz de superar cualquier juego de suma cero (lo que gana uno lo pierde el otro), entre regiones contiguas, como es el caso de Tacna, Arica e Iquique.

Este Seminario pretende examinar los temas relacionados con el desarrollo de Arica, a la luz de diversos puntos de vista y generar un debate que vaya involucrando al conjunto de la sociedad chilena, pero que respete las opiniones e intereses de los habitantes de esta zona del país, cuyo desarrollo depende en gran medida de una inserción internacional ligada a la integración con los vecinos.

El evento se realizará el viernes 31 de Mayo de 2013, desde las 10:00 hasta las 13:30 horas, en la Fundación Chile 21, Las Abejas 5747. El debate se organizará en dos sesiones, con dos expositores en cada una y una conferencia del Alcalde de Arica, quien cerrará la actividad.

 

Inauguración:

10:00-10:15

María de los Ángeles Fernández. Directora Ejecutiva de la Fundación Chile 21.

Cristián Fuentes. Director del Programa Internacional de la Fundación Chile 21.

 

Primera sesión:

10:15-11:15

Santiago Escobar. Contexto general de las relaciones entre Chile, Perú y Bolivia

Daniel Bello. Desarrollo e integración transfronteriza. El caso de Aymaras Sin Fronteras.

Preguntas y debate

 

Café

11:15-11:30

 

Segunda sesión:

11:30-12:30

Sergio Molina. Arica: La mirada boliviana

Mario Artaza. Arica: La mirada peruana

Preguntas y debate

 

Conferencia:

12:30-13:30

Salvador Urrutia, alcalde de Arica. La vocación de desarrollo de Arica.

Preguntas y debate

Agradecemos proporcionar la información solicitada para asistir.