Chile 21 evaluó resultado de municipales 2012

Publicado : 08 Noviembre, 2012 en Documentos de Trabajo, Portada, Prensa, Publicaciones

Casi la mitad de las comunas del país, un 48.12%, cambiaron de alcaldes, mientras un 51,88 los mantuvieron, indica el informe del taller electoral de la Fundación Chile 21 tras el proceso del pasado 28 de octubre. En la oportunidad, el encargado, René Jofré, sostuvo que del total, el 45% de las comunas cambiaron de signo político, y 55% lo mantuvieron.

En la ocasión se dijo que de las 15 capitales regionales, 7 mantienen el mismo signo político. De estas, cinco corresponden a la Alianza, una a la Concertación y una al PRI. En tanto, de las 8 que cambian de signo político, cinco pasan a la Concertación, dos a independientes fuera de pacto, y una al PRO. De este modo, de las 15 capitales regionales en el período 2012-2016, 6 serán dirigidas por la Concertación; 5 por la Alianza; 2 por independientes fuera de pacto; una por el PRO y otra por el PRI.

Respecto al significado de la alta abstención, se plantearon tres interpretaciones: que la tasa de abstención se acerca a los porcentajes que tienen países con sistema de voto voluntario; la segunda, es que este es un factor más de la crisis de legitimidad y representatividad que vive la política, una señal más del “derrumbe del modelo”, ahora en el plano político; y la tercera, es que esta situación responde a la disociación entre el mundo personal o individual y de lo público o colectivo. Dicho de otro modo, entre consumidores y ciudadanos. Se agregó que en esta tesis la tasa de abstención cruzaría las clases sociales.

Por su parte, Francisco Vidal, dijo que el balance negativo es la alta abstención manifestada en todo el país, sin embargo destacó positivamente que la oposición es mayoría en Chile. “Pero si uno suma en la línea de concejales -que es la más política- la Concertación, el PC, el PRO, el MAS, e Igualdad, dan alrededor del 59% de los votos”. “Las fuerzas claramente de oposición son casi el 60% del electorado que se pronunció”. Agregó que la tarea política de la oposición es “cómo converge en un proyecto común, en un programa común, en un liderazgo común, ya sea en primera o segunda vuelta, para que en definitiva la mayoría gobierne”, enfatizó.

En tanto, el presidente honorario de la Fundación Chile 21, Carlos Ominami, dijo que “hay que hacer el cálculo a partir del número de votos y no sólo de porcentajes. Lo que da es que la Coalición perdió 600 mil votos y la Concertación sin el PC, perdió 250 mil. Son números importantes de tener presente para no sacar cuentas tan alegres. Aquí las dos coaliciones perdieron, pero claramente la Alianza, perdió un número más relevante de votos. El otro punto importante de dejar establecido es que en una elección -con este nivel de abstención, con 7 millones de ciudadanos que no fueron a votar, pero que podrían ir a votar- estos resultados no son  estrictamente extrapolables”, recalcó.