Chile 21 entregó balance del Gobierno

Publicado : 17 Mayo, 2012 en Noticias, Portada, Prensa

Un 44,8% de los mensajes desde el 2010 a la fecha han sido aprobados en el Congreso Nacional, informó la directora ejecutiva de la Fundación Chile 21, María de los Ángeles Fernández, en el contexto del balance que el centro de pensamiento hizo de la actual administración.

Se indicó que del total de mensajes del 2010, 2011 y 2012, un 52% se encuentran en trámite y un 2,7% no tiene avances de ningún tipo.”Algunos de los proyectos que nosotros  hemos visto con preocupación que no tienen avances, por ejemplo, del año 2010 se arrastran medidas como la regulación de los actos electorales de chilenos en el exterior, que fue retirado; y la modificación de la Ley 18.575 Orgánica General de Bases Generales del Estado, en lo referente a la declaración e intereses y patrimonio”, dijo la directora ejecutiva.

María de los Ángeles Fernández también sostuvo que durante el 2012 un 50% de las iniciativas han tenido urgencia calificada de discusión inmediata, lo que puede ser entendido como una muestra de un gobierno reactivo a las demandas y consideraciones del momento.

En tanto, las iniciativas -por sector social- que han logrado mayor avance en el Parlamento son: educación, economía y salud. A su vez, los sectores que alcanzan los menores niveles de avance son:  desarrollo social, política y participación,  y trabajo.

“Es un gobierno exitoso desde el punto de vista del cumplimiento de su agenda, sin embargo la otra cara de la moneda es que es una agenda, que por su contenido, no responde a la demanda ciudadana. El sector que más avance legislativo tiene es seguridad ciudadana, y simultáneamente, donde más leyes han sacado es el sector más rechazado en la opinión pública en sus resultados “, dijo Francisco Vidal.

En tanto, Carlos Ominami, sostiene que la agenda legislativa en un  país hiperpresidencialista, como el nuestro, la fija el Gobierno.  “El Parlamento, en el mejor de  los casos, puede aprobar o rechazar, pero es muy poca la iniciativa que tiene el Congreso, toda vez que cualquier proyecto  que tenga alguna significación desde el punto de vista financiero, es de iniciativa exclusiva del Ejecutivo. Aquí  el Gobierno tiene que hacerse cargo de esta falta de sintonía entre su agenda  -que avanza-  y las reivindicaciones  de la gente, que tienden a ir por lados distintos”, recalcó.