María de los Ángeles Fernández comenta texto de Touraine en revista Qué Pasa

Publicado : 29 Octubre, 2008 en Igualdad de género, Prensa

touraine-el-mundo-de-las-mujeres

El pasado viernes 24 de octubre, la Directora Ejecutiva de la Fundación, María de los Ángeles Fernández, comentó el nuevo libro de Alan Touranie, Las mujeres estás en otra.

Para Fernández, este libro es recomendable para todos aquellos que “piensan que la paridad será una anécdota y a los que se resisten a reconocer la centralidad e importancia de los debates en torno a la situación y derechos de las mujeres”.

Entrevista en revista Qué Pasa

Las mujeres están en otra

En este libro, Alain Touraine, considerado uno de los más importantes sociólogos contemporáneos, aborda el tema de la mujer con el objetivo de mostrar que ellas están creando una nueva cultura.

Reconozcámoslo: resulta excepcional que un hombre piense a las mujeres. Somos nosotras las que nos autopensamos. Es así como los estudios de género, campo académico reconocido internacionalmente, configuran una curiosa superposición en la que se funde la persona que estudia con el objeto de estudio. Bien sabemos que no se necesita ser profesor para estudiar la educación ni ser pobre para estudiar la pobreza, pero sí pareciera necesario ser mujer, amén de feminista, para ubicarse en este campo.

Sólo alguien como Alain Touraine, uno de los más importantes sociólogos contemporáneos, podría haberse atrevido a cruzar esta frontera. En la introducción, expone humildemente sus aprensiones: “Porque me oriento peor que una mujer en este universo femenino, tan profusamente estudiado”. Touraine no es un extraño para Chile. Vivió entre nosotros y nos dedicó parte sustantiva de su producción intelectual. Sus seguidores reconocen en su trayectoria tres grandes etapas: la primera, dedicada a la sociología del trabajo, más específicamente a la conciencia obrera; la segunda, marcada por Mayo del 68 y los golpes de Estado en América Latina, centrada en el estudio de los movimientos sociales; y la tercera, con el foco en la elección del sujeto y en la que se enmarca este libro.

Su objetivo es “mostrar que las mujeres están creando una nueva cultura” y “definir la naturaleza histórica y social de este profundo cambio cultural”, contribuyendo “al redescubrimiento de las mujeres como agentes sociales, al revelar sus objetivos, los conflictos en que están implicadas y su voluntad de ser los sujetos de su propia existencia”. Para ello, eligió un método orientado a “escuchar la voz” de las mujeres, en base a entrevistas y grupos de reunión heterogéneos. Una segunda parte del estudio está dedicada por completo a las mujeres musulmanas.

Situándose en lo que él denomina era postfeminista, en la que las mujeres no limitan su actuación a la esfera privada pero tampoco forman un movimiento social, dirige sus dardos en varias direcciones, aunque destacamos una en particular: contra los discursos que, centrados en el patriarcado, denuncian la dominación masculina y acentúan las restricciones y desigualdades, pero sin contribuir a la construcción y emergencia de una imagen positiva de las mujeres. Advierte que no se trata de “feminizar la sociedad” sino más bien de un proceso de reconstrucción del mundo impulsado por un protagonismo femenino que, si bien es deudor del feminismo del siglo XX, se orienta en dos ejes esenciales: “Las categorías que describen a los actores son hoy más importantes que las que describen las situaciones” y, enseguida, “la obligación de elegir entre soluciones opuestas estaría siendo sustituida por el deseo de combinar al máximo distintas soluciones”. Esto se traduciría en superar la oposición hombres/mujeres, creación del orden masculino, “no estableciendo ninguna jerarquía en el seno del múltiple, variado y cambiante mundo de la sexualidad”. Sin embargo, no dice cómo se hará algo así. Si bien muchas mujeres se insertan recientemente en el ámbito público, no es posible afirmar que los hombres se desviven por asumir las tareas propias de lo doméstico, ni siquiera en los países nórdicos, donde la igualdad de género está instalada culturalmente.

Touraine retorna, con este libro, sobre una de sus preocupaciones: la subjetividad y la construcción del sujeto, entendidos como la finalidad de su propia existencia.

En el Chile actual, las mujeres persisten en reivindicar el protagonismo ganado. Sin ir más lejos, un alto porcentaje votaría nuevamente por una mujer como presidenta. Es una corriente sin aspavientos, que aflora intermitentemente a través de las encuestas, aunque eclipsada por temas tales como el Transantiago, los cálculos electorales o el impacto local de las turbulencias financieras internacionales. Mientras no logramos todavía dilucidar si el hecho de tener una presidenta es la consecuencia de un cambio cultural, algo sí es indiscutible: ya nada será como antes.

El mundo de los mujeres De Alain Touraine En librería Qué Leo a $ 11.000

Frase destacada: “Ser mujer no es una mera constatación de un estado de hecho, sino la afirmación de una voluntad de ser”.

Se lo recomiendo a: quienes piensan que la paridad será una anécdota y a los que se resisten a reconocer la centralidad e importancia de los debates en torno a la situación y derechos de las mujeres.