Presidenta Bachelet y Dominique Strauss-Kahn inauguraron Foro Anual del Progresismo

Publicado : 27 Septiembre, 2007 en Agenda

foro-anual

La cohesión social y la necesidad de buscar nuevas respuestas para resolver las inequidades de las sociedades actuales fue la temática que abordaron todos quienes intervinieron en la inauguración del Foro Anual del Progresismo que este año se denominó “Políticas para el desarrollo inclusivo y la cohesión social”, el jueves 27 de septiembre pasado.  El encuentro que se realizó en el centro de convenciones del edificio Diego Portales fue organizado por la Fundación Chile 21 y una  red de centros progresistas de América Latina, con el auspicio de tres fundaciones europeas: la  Jean Jaurès de Francia, la Friedrich Ebert de Alemania y la Pablo Iglesias de España.

El encuentro fue inaugurado por la Presidenta de la República Michelle Bachelet y contó con una ponencia de Dominique Strauss-Kahn, ex ministro de Economía de Francia y nuevo director general del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La Presidenta Bachelet destacó en su intervención que el debate acerca del modelo de sociedad que se busca forjar radica en el tipo de Estado que se requiere para enfrentar con éxito los desafíos del nuevo mundo global y en la clase de bienes públicos que se quiere asegurar a todos los ciudadanos.  También dijo que la construcción del Estado de Bienestar en Europa es el gran legado ético y programático del progresismo, que fue capaz de mejorar la calidad de vida, consolidar derechos sociales y multiplicar las oportunidades a generaciones de ciudadanos, acercándose al ideal de igualdad en libertad. Dijo que todo ello fue posible gracias a los acuerdos fundamentales que se logró alcanzar para poner al ejercicio de la ciudadanía, a la búsqueda de la prosperidad y a la realización de la justicia social, en el centro de la agenda pública.

La Presidenta concluyó indicando la necesidad de que las democracias de América Latina se orienten a mejorar la vida de la gente, removiendo las barreras sociales, culturales, económicas y étnicas que todavía excluyen a muchas personas.

Subrayó que “nuestra prioridad son los derechos de la gente, no la exaltación del mercado, los grandes temas a resolver se discutirán en el seno del Estado”.

Strauss-Kahn

El panel en que participó Strauss-Kahn fue moderado por el senador y presidente honorario de la Fundación Chile 21 Carlos Ominami, quien subrayó la necesidad “de tomarse en serio los impulsos de cambio de la región”. “En América Latina se requiere de la creación de un nuevo consenso”, dijo,  “que tiene que asumir la realidad de la globalización, la diversidad  y  hay que considerar la equidad y la cohesión social. Estamos en un punto en que debemos y podemos avanzar”.

El ex ministro francés Dominique Strauss-Kahn basó su exposición en reseñar por qué las antiguas respuestas del capitalismo ya no son válidas. “El capitalismo ha cambiado. En todas partes  hoy día las inequidades aumentan y esto es cierto  para los países ricos, para los emergentes y para los pobres”.

Agregó que ahora hay que crear una nueva igualdad de oportunidades “que es un desafío porque todos quieren tener la posibilidad de tener éxito. Ya no solamente de tener una malla de seguridad en el caso de que fracasen. La distribución tradicional siempre es necesaria, pero como decía la Presidenta Bachelet hay que atacar los problemas en la raíz, no solamente compensar las inequidades cuando existen. Y esto nos remite a la educación, a la salud es decir que desde la más joven infancia, el destino de las generaciones completas queda determinado”.

Al referirse al FMI dijo que también enfrenta actualmente problemas completamente diferentes. “Hay que adoptar nuestras políticas y para eso hay que dar lugar a los países emergentes y también a  los pobres en África y América Latina, que no quieren desaparecer tragados entre los países ricos y emergentes. Hay que redefinir el mapa, la cartografía de los que pueden hablar,  de los que tienen una voz por expresar en los debates internacionales y hay que definir también las competencias de las instituciones internacionales sobre los diferentes países”.

Según dijo hay que prever los daños antes de que aparezca, “o sino corremos el riesgo de que nos arrastren. Así como hay que prevenir las inequidades antes de que aparezcan, en el campo internacional hay que prevenir los problemas antes que aparezcan y esto significa desarrollar una cooperación internacional a un nivel desconocido hasta el día de hoy”.

Dijo también que “el  multilateralismo es más importante para mañana de lo que era el día de ayer”.

Concluyó diciendo  “mi amigo me decía que mañana voy a estar en la dirección del FMI. No estoy seguro, pero quiero dirigir si se me da la oportunidad. El hecho de estar aquí con ustedes en Chile, en América Latina, para esperar esta noticia para mi será un buen símbolo y me gustaría poder compartirlo con ustedes”.

El seminario continuó con las exposiciones del economista Ricardo Ffrench Davis, de José Antonio Ocampo, ex secretario de Asuntos Económicos y Sociales  de la ONU y de la ministra de Planificación de Brasil Dilma Roussef.