El sentido de una reforma tributaria

Publicado : 19 Diciembre, 2011 en Prensa

Por María de los Angeles Fernández

Hablar de reforma tributaria no es novedad. Se instaló durante la contienda presidencial pasada. Marco Enríquez-Ominami y Jorge Arrate la hicieron parte medular de sus programas, pero con conexiones insuficientes con una idea de país que invitara a soñar. Reconozcamos que es un tema de difícil aterrizaje en la arena pública. Por un lado, constituye una de las competencias que la tecnocracia reclama para sí con mayor celo y, por otro, porque enfrentar la distribución de la riqueza es siempre espinudo, más todavía en sociedades como la chilena, propensa al consenso compulsivo.

Varios factores la han sustraído de su condición de tabú. La primera, el espejo OCDE en el que nos miramos. Chile se encuentra entre los veinte países más desiguales del mundo. La segunda, porque el gobierno ayudó a instalarlo comunicacionalmente a propósito de los recursos necesarios para acometer la reconstrucción. Y la tercera, la capacidad discursiva del movimiento estudiantil al vincularla con la cruzada por levantar desde sus cimientos a la educación pública. En ese contexto, la Fundación Chile 21 elaboró una propuesta de reforma que aborda dos ejes de modificación de gravámenes. El primero propone subir el impuesto de primera categoría del 17% al 25%, incrementar el impuesto adicional a las empresas de 35% a 40% y la eliminación parcial de algunas exenciones tributarias.

El segundo plantea incorporar un impuesto de 20% a las utilidades devengadas de las empresas. Ello, junto con enfrentar la falsa antinomia entre crecimiento y distribución, daría respuesta a los desafíos de la educación, clave para un crecimiento sustentable, así como a otros elementos asociados a nuestra débil productividad, como la innovación.

Aunque no faltarán los que señalen que no es oportuna una reforma de esta naturaleza, ésta ya forma parte hoy del horizonte democratizador y de verdadera igualación de oportunidades que los estudiantes le han propuesto al país.

Publicado en "PULSO" el 19 de Diciembre de 2011